Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El decreto de lucha contra el fraude entra en vigor mañana y la subida de impuestos a mediados de mes

El real decreto aprobado este viernes por el Gobierno que contempla una serie de medidas destinadas a la prevención y corrección del fraude fiscal, fundamentalmente en el ámbito del IVA, entrará en vigor mañana y, junto con las que se incluirán en un proyecto de ley, tendrá un impacto recaudatorio de 2.000 millones de euros.
Mientras, el paquete de medidas en el ámbito tributario para recaudar 5.000 millones de euros entrará en vigor a mediados de diciembre tras su convalidación en el Congreso, según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Hacienda.
Las medidas de lucha contra el fraude y modernización del IVA aprobadas este viernes por el Consejo de Ministros se centran en la puesta en marcha del nuevo sistema de Suministro Inmediato de Información (SII) que permitirá a la Agencia Tributaria obtener información casi en tiempo real de las transacciones y mejorar así el control tributario.
Con las modificaciones introducidas en el reglamento del IVA se instaura un nuevo sistema de gestión del IVA basado en la llevanza de los Libros Registro del impuesto a través de la sede electrónica de la AEAT mediante el suministro cuasi inmediato de los registros de facturación.
El SII mejora la relación de comunicación entre la Administración y el contribuyente, puesto que va a permitir tener una relación "bidireccional, automatizada e instantánea", ha destacado el Ministerio de Hacienda. El impacto económico de esta herramienta se estima en 700 millones de euros, repartido por igual entre 2017 y 2018.
En concreto, consiste en el suministro electrónico de los registros de facturación, integrantes de los Libros Registro del IVA. Para ello, deben remitirse a la AEAT los detalles sobre la facturación por vía electrónica de manera que, con esta información se vayan configurando, prácticamente en tiempo real, los distintos Libros Registro.
En el supuesto de facturas simplificadas, emitidas o recibidas, se podrán agrupar, siempre que cumplan determinados requisitos, y enviar los registros de facturación del correspondiente asiento resumen.
62.000 CONTRIBUYENTES SE INCLUIRÁN EN LA NUEVA HERRAMIENTA
El colectivo que va a ser incluido obligatoriamente en el SII está integrado por todos aquellos sujetos pasivos cuya obligación de autoliquidar el IVA sea mensual. Este colectivo está integrado por unos 62.000 contribuyentes que representan aproximadamente el 80% de la facturación empresarial del país.
En concreto, serán incluidos obligatoriamente en el SII los contribuyentes inscritos en el Registro de Devolución Mensual del IVA (Redeme), las grandes empresas (aquellas que cuenten con una facturación anual de más de 6 millones de euros) y los grupos de IVA. De forma opcional, cualquier otro contribuyente que no reúna estos requisitos puede optar por el sistema. La entrada en vigor de esta obligación será el 1 de julio de 2017.
A su vez, se establece un plazo general de cuatro días para la remisión electrónica de la información desde la fecha de expedición de la factura, o desde que se produzca su registro contable (excluidos sábados, domingos y festivos nacionales).
Sin embargo, durante el primer semestre de vigencia del SII, los contribuyentes tendrán un plazo extraordinario de envío de la información que será de ocho días (también excluidos sábados, domingos y festivos nacionales).
LA SUBIDA DE IMPUESTOS, A MEDIADOS DE DICIEMBRE
Por otra parte, el real decreto-ley de medidas tributarias para ingresar el próximo año en torno a 5.000 millones de euros entrará en vigor a mediados del mes de diciembre tras ser ratificado en el Congreso de los Diputados, según precisaron fuentes de Hacienda.
Concretamente, el real decreto contempla elevar la fiscalidad del Impuesto sobre Sociedades en 4.650 millones de euros, junto con un incremento de 150 millones de euros por el aumento de los impuestos especiales sobre el alcohol (50 millones) y el tabaco (100 millones).
Otros 200 millones más se ingresarán en 2017 por el nuevo impuesto a las bebidas azucaradas, que no se ha incluido en el real decreto, porque se aprobará mediante un proyecto de ley que el Gobierno quiere pactar con los grupos parlamentarios, por lo que Montoro no ha querido especificar cuál será el porcentaje de la nueva tasa, aunque la Organización Mundial de la Salud propone un porcentaje del 20%.
Para lograr dicha recaudación adicional en el Impuesto sobre Sociedades, con la que el Gobierno espera elevar los ingresos totales de este impuesto hasta el entorno de los 25.000 millones de euros en 2017, se limitará la compensación de bases imponibles negativas y se recortarán ciertas deducciones relacionadas con la doble imposición de dividendos, entre otras. En total, unos 4.300 millones de euros más.
En detalle, se limita la compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores para grandes empresas: el 25% para las empresas con importe neto de la cifra de negocios superior a 60 millones y el 50% para aquellas de entre 20 y 60 millones.
En cuanto al impuesto sobre el tabaco, se adecuará el sistema actual de doble mínimo a las recomendaciones de la UE y se incrementará el tipo específico frente al 'ad valorem', al tiempo que se eleva el nivel mínimo de imposición: en el caso de los cigarrillos sube un 2,5% y para la picadura de liar, un 6,8%.
El impuesto al alcohol, por su parte, se incrementará un 5% la fiscalidad que grava el consumo de los productos intermedios y del alcohol y de las bebidas derivadas --no se modifican los tipos impositivos de la cerveza y el vino-- y afectará tanto a la imposición de la Península como de las Islas Canarias.