Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La construcción de líneas AVE, en mínimos históricos

La Alta Velocidad limita su peso en la obra pública al 2,6%, frente al 22% que copó en 2011
La licitación de obras de construcción de nuevas líneas ferroviarias de Alta Velocidad (AVE) cerró 2016 en un nivel mínimo histórico, después de que durante el pasado año sólo se promovieran trabajos por 244,10 millones de euros.
Este importe arroja un desplome del 76% respecto al año anterior, porcentaje equivalente a un recorte de casi 1.000 millones de euros, según datos de Seopan, la patronal de grandes constructoras y concesionarias de infraestructuras.
De esta forma, el peso del AVE en el conjunto de toda la obra pública estatal se ha reducido hasta el 2,6%, su porcentaje más bajo en, al menos, la última década.
En el ejercicio 2015, la licitación de trabajos de Alta Velocidad representó el 11% de todas las obras públicas del país, porcentaje que fue casi el doble (un 21,6%) en 2014.
El AVE ha supuesto una mayor cota en la obra pública estatal incluso durante los años de crisis. Entre 2007 y 2013 su peso en la licitación total osciló entre el 6,1% de 2010 y el 22,2% del año 2011.
De hecho, el monto inversor de 244 millones de las obras licitadas durante 2016 es apenas un 5% respecto a los 4.679 millones que supusieron los trabajos promovidos en 2008.
La terminación en los últimos años de varias líneas AVE, como son las que conectan con Alicante o con varias capitales de Castilla y León, y los problemas surgidos en algunos tramos en construcción, que han supuesto su paralización, son algunas de las causas del parón que presenta el desarrollo de la Alta Velocidad en España.
También han afectado la situación de interinidad que el Gobierno mantuvo durante casi un año y las restricciones presupuestarias derivadas de la exigencia del objetivo de déficit.
CORREDORES EN CONSTRUCCIÓN.
No obstante, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ya ha avanzado que 2017 también será un año "complicado" para la obra pública, por la necesidad de ajustar las cuentas públicas. Además, ha indicado que no podrá promover nuevos proyectos hasta que no haya un Presupuesto y, por tanto, conozca el margen inversión con que cuenta.
En la actualidad, este Departamento, a través de Adif, tiene pendiente de concluir las conexiones AVE a Galicia, Asturias, Extremadura, el País Vasco, Castellón, Granada y Murcia.
Con estos enlaces, España, que este año conmemora las 'bodas de plata' del AVE, los 25 años de la puesta en servicio de la primera línea, la Madrid-Sevilla, reforzaría su posición de liderazgo mundial en esta tecnología ferroviaria. Su actual red de algo más de 3.000 kilómetros de longitud es la segunda mayor del mundo por detrás de la China.