Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consorcio del AVE a la Meca negocia en Arabia para tratar de cerrar un acuerdo

Busca un plazo adicional para concluir la obra sin penalizaciones por retraso
El consorcio de empresas españolas que construye el AVE La Meca-Medina ha viajado a Arabia Saudí para tratar de cerrar un acuerdo sobre el plazo de tiempo adicional con que contará para terminar la línea sin que se activen las penalizaciones por retraso que fija el contrato, según informaron a Europa Press en fuentes del consorcio.
Una delegación del consorcio lleva desde el pasado sábado en el país manteniendo negociaciones con el Gobierno árabe con la confianza de culminar el acuerdo. El presidente del consorcio y también de Renfe, Pablo Vázquez, se sumó a la misma el lunes.
La negociación gira en torno a los términos que ambas partes ultimaron hace unas semanas en Madrid, en la reunión que celebraron con ocasión de la visita que realizó a España Rumaih Mohammed Al-Rumaih, el presidente de la Saudí Railways Organization (SRO), el organismo árabe promotor del denominado 'AVE del Desierto'.
En dicho encuentro, este alto representante del Gobierno árabe manifestó su disposición a dar entre 17 y 19 meses más al grupo español para terminar el AVE, frente a los catorce meses que concedía inicialmente.
En la reunión se lograron así "avances muy positivos", según reconoció entonces el consorcio. "Hay ya un consenso muy amplio en muchos puntos que apunta a la consecución de un acuerdo global pronto", indicaron en aquel momento.
La nueva reunión, esta vez en Arabia, tiene lugar a pesar de que el Rey Felipe VI tuvo que suspender la visita oficial que tenía previsto realizar al país el pasado fin de semana por el fallecimiento de un familiar el monarca árabe.
La consecución de más tiempo para construir el AVE pasa por conseguir un acuerdo global, esto es, pactar otros aspectos como los sobrecostes por construcciones adicionales en las estaciones o el ajuste de las condiciones en que Renfe explotará posteriormente la línea.
EVITAR PENALIZACIONES.
La concesión de más plazo para terminar la línea supone que Arabia reconoce que el retraso que acumulan los trabajos se debe a la demora de la primera fase del proyecto, la correspondiente a la construcción de la plataforma del AVE, de la que se ha encargado un consorcio de empresas chinas y árabes. Así, las empresas españolas quedarían eximidas de la penalización por retraso que fija el contrato.
Este proyecto, que el consorcio español se adjudicó a finales de 2011 por 6.700 millones, comprende la colocación de las vías y la instalación de toda su superestructura (electrificación, seguridad, comunicaciones y otros sistemas) de la línea, de 450 kilómetros de longitud, así como su posterior explotación.
El consorcio que ejecuta este 'macrocontrato' está compuesto por las empresas públicas Ineco, Renfe y Adif, y las privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa y Talgo, esta última encargada de suministrar los trenes.