Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los concursos de acreedores registran en 2016 su cifra más baja desde 2008 tras reducirse un 19% en el año

Los concursos de acreedores presentados por sociedades mercantiles ascendieron a 4.120 procedimientos en 2016, su cifra más baja desde 2008 y un 19% inferior a la de 2015, según los datos procesados por la agencia de rating, Axesor.
En el último mes del año las sociedades mercantiles iniciaron 320 concursos de acreedores, un 22% menos que en igual mes de 2015 y su cifra más baja en un mes de diciembre desde el año 2007. Con este descenso, los concursos de acreedores encadenan 38 meses consecutivos de retrocesos interanuales.
Axesor ha explicado que la mejora del panorama concursal se debe, entre otros factores, a la buena marcha de la economía española, lo que está permitiendo mayores transacciones entre las empresas y un recorte de su deuda.
Aún así, la cifra de concursos de 2016 (4.120) todavía está lejos de la de 2007 (2.590). En este sentido, Axesor prevé que el número de concursos siga bajando este año a tasas mensuales de dos dígitos.
El sector de la construcción, con 927 concursos, fue el que más procedimientos presentó el año pasado, aunque esta cifra es un 26% inferior a la del año anterior. Es la primera vez desde 2008 en que la construcción acaba un ejercicio por debajo del millar de concursos.
El segundo sector que más concursos inició el año pasado fue el de comercio y distribución, con 868 procesos, un 20% menos que en 2015 y su cifra más baja desde 2010. Le siguió la industria manufacturera, con 560 concursos, un 24% menos y su mejor dato desde 2008.
Por comunidades autónomas, Cataluña fue la que más concursos presentó el año pasado, con 849 procesos, un 13% y la cifra más baja desde 2008. En Madrid, que ocupó la segunda posición, se iniciaron 686 insolvencias judiciales, su menor número desde 2010.