Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los restaurantes tiran más de 63.000 toneladas de comida al año

Un contenedor lleno de comida sin utilizarEFE

La cifra de excedentes se ha duplicado en los últimos 20 años

Los restaurantes españoles desperdician más de 63.000 toneladas de comida al año y estos sobrantes suponen unas pérdidas de más de 255 millones de euros para el sector, según la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR).
Esta federación ha obtenido este dato teniendo en cuenta que en España existen 85.230 restaurantes y que en cada uno de ellos se desperdicia como media más de media tonelada de comida al año.
Son cifras presentadas por Unilever Food Solutions y avaladas por la FEHR, según las cuales un establecimiento tipo tira a la basura 2,5 kilogramos al día de comida. Si un cocinero gestionara su cocina de manera más eficiente podría evitar el 50% de estos desperdicios, según explican.
Este informe también destaca que la cifra de excedentes se ha duplicado en los últimos 20 años debido a los cambios que se han producido en el sector hostelero. Por un lado, la "facilidad" para conseguir más producto y más barato y, por el otro, la falta de tiempo, de personal e incluso de imaginación a la hora de reutilizar estas materias primas.
Así, el 60% de los desperdicios se generan por una mala previsión a la hora de hacer la compra, según el estudio, mientras que el 30% se producen durante la preparación (caducidad o cortes en la cadena de frío) y el 10% restante es lo que deja el comensal en el plato.
Con el objetivo de reducir las cifras de desperdicios, Unilever Food Solutions y la FEHR han presentado la guía 'Trabaje de manera inteligente: Abra los ojos ante los desperdicios'.
Entre los consejos incluidos en este documento, se incluye la recomendación de controlar a través de un software el existente de materias primas o la de mantener una reserva de productos a fin de poder hacer frente a una demanda "imprevista".