Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las biotecnológicas entran en fase de madurez y comienzan a desacelerarse, según EY

Las empresas biotecnológicas europeas y estadounidenses cerraron 2015 con un beneficio máximo histórico conjunto de 14.755 millones de euros. Sin embargo, el Centro de Estudios de EY ha advertido de que varios indicadores se están desacelerando, por lo que es necesario que el sector "se reinvente".
Tras registrar un crecimiento exponencial en los últimos años que llevó las cifras de ingresos, rentabilidad, inversión en I+D y capitalización bursátil hasta máximos históricos en 2015 por tercer año consecutivo, el análisis de EY señala que el sector biotecnológico ha entrado en fase de madurez.
El informe 'Beyond Borders: Returning to Earth', del Centro de Estudios de EY, ha constatado la desaceleración de varios indicadores de actividad en los últimos meses, como la capitalización bursátil, que solo subió un 5%, frente a los aumentos del 65% y del 28% registrados en 2013 y 2014, respectivamente.
Además, el número de nuevas salidas a Bolsa de empresas tecnológicas cayó de 95 a 78 operaciones y el volumen de captación de capital se situó en 5.200 millones de dólares, un 22% menos que en 2014.
Entre las razones que explican esta desaceleración, EY ha destacado los esfuerzos de contención de gasto, la volatilidad de los mercados y los movimientos de los grandes inversores institucionales hacia sectores con mayor potencial y rentabilidad.
En opinión del socio responsable de Ciencias de la Vida y la Salud de EY, Baltasar Lobato, "en un mercado saturado de medicamentos y con una guerra de precios constante, las empresas biotecnológicas deberían convertir el valor potencial de sus productos en valor real y probado".
En este contexto, el consultor jefe del área de Ciencias de la Vida y la Salud, Jaime Del Barrio, ha puesto de manifiesto que las estrategias comerciales "deben reenfocarse hacia un modelo basado en datos y evidencias".
Según el estudio, la adopción de nuevas clases de socios estratégicos e industriales, con opciones como la cocreación de productos con riesgos y beneficios compartidos, es una de las tendencias que está marcando actualmente la búsqueda de valor de medicamentos y tratamientos biotecnológicos.