Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los billetes de 500 euros siguen a la baja y se sitúan en mínimos de octubre de 2003

El número de billetes de 500 euros puestos en circulación se ha situado en junio en 43 millones, un millón menos que un mes antes, por lo que continúan la progresión a la baja desde que comenzó la crisis económica y se sitúa en mínimos de octubre de 2003.
De este modo, el importe de todos los billetes de 500 euros alcanza los 21.500 millones de euros, frente a los 22.000 millones de euros del mes de mayo, según los datos provisionales publicados este jueves por el Banco de España.
Este nuevo descenso se produce tras la decisión adoptada por el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) a principios de mayo del pasado año de dejar de producir billetes de 500 euros desde finales de 2018, aunque este papel seguirá siendo forma de pago legal.
La decisión se debe a la "creciente preocupación" en la opinión pública de que están siendo utilizados para actividades delictivas, como la corrupción o la financiación del terrorismo.
Por el contrario, el número de billetes de 50 euros en circulación aumentó en junio tras el descenso de mayo, hasta los 1.025 millones, 28 millones más que un mes antes. De hecho, su número está repuntando en los últimos años, al menos, desde 2010, cuando alcanzaron los 698 millones. El importe en mayo de estos billetes alcanzó los 51.250 millones de euros.
Por su parte, el importe de los billetes de 200 euros se situó en el sexto mes del año en 2.000 millones --10 millones de unidades--, la misma cifra que el mes anterior.
NUEVO MÁXIMO EN LA BRECHA EN LOS BILLETES DE 100 EUROS
En el caso de los billetes de 100 euros, crece la brecha entre billetes distribuidos y billetes retirados en junio, después de que las entidades que operan en España entregaran al Banco de España más billetes de los que se pusieron en circulación. En concreto, la diferencia entre los billetes distribuidos y los retirados en junio fue de 27 millones de unidades, con lo que marcan un nuevo máximo histórico.
Esta situación se puede deber al hecho de que el país sea un receptor de turismo y la posibilidad de que los turistas hayan traído en el último año a España muchos billetes de este tipo, según apuntó el Banco de España cuando se produjo el primer descenso en febrero del año pasado.
Buena parte del dinero de los turistas acaba en las entidades de crédito, que devuelven parte de estos billetes al Banco de España porque no necesitan tantos para hacer frente a las necesidades de liquidez de sus clientes.
BILLETES DE 20 Y 10 EUROS
En cuanto a los billetes de 10 y 20 euros, el saldo neto entre lo distribuido y las devoluciones también fue negativo y se incrementó respecto a mayo en el caso de los billetes de 10 euros. La brecha fue de 1.216 millones de billetes en el primer caso y de 1.639 millones de billetes en el caso de los billetes de 20 euros.
Por último, el efectivo total puesto en circulación por el Banco de España se situó en 30.029 millones de euros (26.520 millones de euros en billetes y 4.338 millones en monedas) en el sexto mes del año, un 25% menos que en el mismo mes de 2016.