Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El beneficio de Indra aumenta un 77,1% en el primer trimestre

La empresa global de consultoría y tecnología Indra ha cerrado el primer trimestre de 2017 con un beneficio neto de 20,9 millones de euros, lo que supone un 77,1% más que los 11,8 millones de euros que ganó en los tres primeros meses de 2016, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Las ventas de Indra en el periodo comprendido entre enero y marzo se han situado en los 638,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,6% en términos reportados en comparación con el primer trimestre del año anterior, aunque que en moneda local descendieron un 0,6%.
Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 47,6 millones de euros, un 9,9% más que hace un año, mientras que el beneficio operativo (Ebit) alcanzó los 33,3 millones de euros en el primer trimestre, un 15,6% más.
La contratación en el primer trimestre alcanzó los 852 millones de euros, lo que representa un descenso del 8,6% en moneda local y del 7,2% en términos reportados. Indra explica que este descenso responde a la pérdida en 2016 del contrato BPO con Vodafone y a la estacionalidad del negocio de elecciones y de algunos contratos relevantes.
Por otro lado, Indra informa de que la generación de caja libre en el primer trimestre de 2016 arrojó un resultado negativo de cinco millones de euros, frente a la cifra positiva de 47 millones del primer trimestre de 2016.
La compañía explica que es un resultado "positivo" teniendo en cuenta el elevado volumen de cobros que estaban estimados para los primeros meses del año y que se adelantaron al cuarto trimestre de 2016, cuyo valor ronda los 80 millones de euros.
La deuda neta ha cerrado el primer trimestre en 532 millones de euros, muy por debajo de los 659 millones de euros del mismo periodo de 2016, pero ligeramente por encima de los 523 millones de euros registrados a finales de diciembre de 2016. Esto ha hecho que el ratio de deuda neta frente a el Ebitda se mantenga estable en 2,3 veces.
En esta línea, Indra remarca también que el coste medio de la deuda se ha situado ya en el 2,4%, lo que representa una mejora de cuatro décimas respecto al 2,8% del mismo periodo del año anterior.
Tras estos resultados, la compañía mantiene las mismas estimaciones de ingresos, margen de Ebit y generación de caja antes de circulante ya comunicadas para el ejercicio 2017, y que no incluían la integración de Tecnocom.
DIVISIONES GEOGRÁFICAS.
Por divisiones geográficas, las ventas en España han registrado un incremento de 5%, hasta alcanzar los 300 millones de euros, y representan un 47% del total, tras lograr aumentar la facturación tanto en el negocio Transporte y Tráfico y de Defensa y Seguridad (T&D) como en el de Tecnologías de la Información (TI).
En el mercado americano, las ventas, que representan un 23% del total, han registrado una caída del 8% en moneda local y se han mantenido estables en términos reportados en el primer trimestre, al situarse en 148 millones de euros. Excluyendo el negocio de Elecciones (proyecto de elecciones en República Dominicana en el primer trimestre de 2016), las ventas habrían aumentado un 6% en términos reportados.
Por otro lado, las ventas en la división de Asia, Oriente Medio y África (AMEA) han presentado una caída del 23% en moneda local y del 21% reportado, mientras que la actividad de Europa ha registrado un incremento del 16%.
Por áreas de negocio, los segmentos de T&D, cuyos ingresos cayeron un 1% en moneda local y se mantuvieron planos en términos reportados, registraron un peor comportamiento en comparación con los de TI, que se mantuvieron planos en moneda local y crecieron un 3% en términos reportados, ya que se vieron afectados por el proceso de revisión estratégica asociado al segmento de Transportes.