Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El beneficio de Barón de Ley cayó un 26% en el primer trimestre, hasta 7,6 millones

El grupo Barón de Ley obtuvo un resultado neto de 7,6 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un descenso del 26% respecto al mismo periodo de 2016, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La cifra de negocios alcanzó los 20,4 millones de euros, un 2,2% menor que en el mismo periodo del año anterior. Un 96% de esta cifra de negocios corresponde a vino embotellado.
Las exportaciones crecieron un 2,8% en el periodo, aportando el 54% de la cifra de negocios del grupo. En cuanto a la distribución de las ventas por categoría, los vinos de mayor calidad (crianza, reserva y gran reserva) representaron el 83% de la facturación de vino embotellado.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 7,9 millones de euros, lo que significa una disminución del 9% en relación al periodo anterior. Según la compañía, esta disminución está motivada por el mayor peso de los vinos jóvenes sobre el total de vinos comercializados del grupo y el incremento de costes por la subida de precio de materia prima en los últimos años.
Los resultados financieros del grupo disminuyeron un 44% debido a que en el primer trimestre de 2016 se generaron resultados positivos de ventas de activos financieros que en este periodo han sido menores.
Por su parte, la generación de cash-flow (beneficio neto más amortizaciones más provisiones) del periodo alcanzó los 9,2 millones de euros, es decir, el 45% de la cifra de negocios.
Por último las inversiones en inmovilizado realizadas en el primer trimestre se elevaron a 1,3 millones de euros, debido en gran parte al inicio de obras ampliación de bodega en Barón de Ley y a la construcción de una nueva bodega en 'Finca Carbonera', además del aumento del parque de barricas nuevas.
La compañía tiene previsto ampliar sus instalaciones por un importe estimado de 10 millones en un plazo de ejecución de 2 años. Esta inversión permitirá a la bodega con sede en Mendavia casi duplicar su capacidad de elaboración y crianza.