Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector de bebidas con contenido alcohólico exige al Gobierno que no se suban los impuestos

Defiende que manteniendo la fiscalidad se crearían empleos y se recaudaría más
El sector de bebidas con contenido alcohólico (cerveza, vino y bebidas espirituosas) ha reclamado de forma conjunta al Gobierno el mantenimiento de la fiscalidad actual en los términos actuales y que no se modifiquen las tasas impositivas para seguir aportando al crecimiento de la economía española, generar empleo y para que el consumo no se vea penalizado.
En concreto, los representantes de Cerveceros de España, la Federación Española del Vino (FEV) y la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) se han unido para exigir el 'statu quo' de la fiscalidad para un sector que en 2014 generó un valor añadido de 39.872 millones de euros, lo que supone el 4% del PIB, contribuyó al mantenimiento de 740.746 empleos y con una recaudación impositiva de 19.868 millones de euros.
La industria ha presentado el informe 'El sector de bebidas con contenido alcohólico y su relevancia en la economía española', elaborado por Analistas Financieros Internacionales (AFI), en el que señalan que con el mantenimiento de la política fiscal y con las previsiones de crecimiento actuales la contribución fiscal de la cadena de valor podría incrementarse en 1.718 millones de euros, en 3.448 millones de euros el VAB y generarse 64.061 empleos (2014-2017). "Somos capaces de recaudar más sin subir los impuestos", ha señalado el director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla.
En un hipotético escenario en el que se subiera el 10% de los impuestos especiales y del 10% al 21% el IVA de la hostelería, el informe refleja que se reduciría la actividad económica (VAB) en 3.660 millones de euros, se perderían 52.734 empleos y habría una pérdida fiscal neta de 46 millones de euros en el primer año.
De esta forma, el informe defiende que la mejor estrategia para maximizar la actividad económica y la recaudación fiscal del sector de bebidas con contenido alcohólico es "mantener el 'statu quo' fiscal actual".
Sin embargo, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha avanzado hace unos días que el Ejecutivo no tiene previsto modificar el IRPF ni el IVA, aunque sí que están estudiando una posible subida de los impuestos especiales, como es el caso del impuesto que grava el alcohol.
MIMAR A LA HOSTELERÍA Y EL TURISMO
El sector, además, ha alertado de que potenciales incrementos del IVA podrían afectar a los segmentos sociales de menor renta y al turismo, por su sensibilidad al precio.
El director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla, ha recalcado que el sector "necesita una estabilidad fiscal" para consolidar la recuperación del consumo y ha instado al Gobierno a que "mime especialmente" la hostelería y el turismo.
Cuestionado por la creación de un posible impuesto a las bebidas azucaradas, como ya ha pasado en Reino Unido, Olalla "no" desea que se grave a nadie. "No queremos el mal que no queremos para nosotros", ha reiterado.
Por su parte, el secretario general de la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), Emilio Gallego, ha recordado que el sector Horeca se vería penalizado, ya que un tercio de la facturación de la hostelería está ligada a las bebidas con contenido alcohólico, ya que el 75% tiene su comercialización directa en este canal.
Gallego, además, ha recordado que en el caso de que el Gobierno modifique los impuestos estaría yendo en contra de lo que hace el resto de los países de la UE, que cuentan con una fiscalidad que está en un "umbral lógico y razonable".
El director ejecutivo de FEBE, Bosco Torremocha, ha subrayado que cuando se modifican los tipos impositivos tiene una "influencia directa en los consumidores y en todos los eslabones de la cadena en su capacidad de generar riqueza". "Manteniendo la fiscalidad podemos seguir creciendo, crear empleo en los próximos años y mejorar la recaudación, mientras que la subida tendría efectos negativos", ha recalcado.
Por su parte, el secretario general de la Federación Española del Vino (FEV), Pau Roca, ha recalcado que el Gobierno "se metería en un lío importante" con este cambio impositivo.
El sector de bebidas con contenido alcohólico ha confirmado su intención de reunirse con representantes del Gobierno para transmitirles los datos del informe, así como con todas las fuerzas políticas que tienen representación en el Parlamento para explicar la necesidad de mantener la fiscalidad.