Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autopistas que 'rescatará' el Estado disparan hasta un 16% su tráfico en 2016

El conjunto de la red de vías de pago crece un 5,66% y encadena tres años al alza
El tráfico de las ocho autopistas de peaje en quiebra que 'rescatará' el Ministerio de Fomento creció un 7,2% en 2016, dado que en conjunto contabilizaron una media de 7.100 vehículos diarios, esto es, unos 500 usuarios al día más que el año anterior, según datos oficiales del Ministerio de Fomento.
Las vías en liquidación elevaron su tráfico por encima del crecimiento medio del 5,66% de toda la red de pago, que encadenó así su tercer ejercicio consecutivo al alza, según datos oficiales del Ministerio de Fomento.
De esta forma, estas autopistas se recuperan de parte del desplome de tráfico que registraron durante la crisis, caída que constituye una de las causas de su quiebra, junto con el sobrecoste de expropiaciones que soportaron.
Así, la radial R-5 Madrid-Navalcarnero, una de las dos autopistas que Fomento inicialmente debe asumir el próximo mes de julio, disparó un 16,48% su tráfico el pasado año, cuando contabilizó unos 8.032 vehículos diarios.
La otra radial que 'rescatará' el Ministerio en esa fecha, la R-3 Madrid-Arganda, contabilizó unos 10.980 usuarios al día, un 5,27% más que un año antes.
Las otras dos radiales, la R-2 Madrid-Guadalajara y la R-4 Madrid-Ocaña, elevaron sus tráficos un 7,3% y un 7,7%, respectivamente, y contabilizaron 4.914 y 5.135 vehículos diarios.
Por su parte, la AP-41 Madrid-Toledo se anotó un crecimiento del 11,7% el pasado año, si bien sigue siendo la vía menos transitada, con 871 vehículos al día, mientras que la M-12, la que une Madrid y el aeropuerto de Barajas, se mantiene como la más usada, al cerrar 2016 con 20.591 vehículos diarios (+5,6%). De su lado, la Cartagena-Vera subió un 9,9% su intensidad media diaria de tráfico, hasta los 3.340 usuarios.
LEJOS AÚN DEL NIVEL PRECRISIS.
Las vías en quiebra destacaron así en la recuperación que registra toda la red de 2.550 kilómetros de autopistas de peaje, que concluyó el año con una media de 18.327 usuarios diarios. Se trata del mayor volumen de tráfico desde el año 2011, si bien no permite al sector recuperarse del desplome registrado durante la crisis y alcanzar los niveles previos.
El número de conductores que circularon por autopistas el pasado año está lejos de los casi 23.000 usuarios de 2007 y del máximo histórico de 23.255 que se alcanzó en 2002.
En cuanto a 2016, además de los crecimientos de las vías quebradas, destaca que algunos tramos de la AP-7 son los que más tráfico contabilizan en términos absolutos. El Montmeló-El Papiol (Barcelona) registró casi 110.000 vehículos diarios, tras crecer un 4,7%, y el que une Barcelona y Tarragona, 52.443 usuarios (+5,47%). También figura entre las vías de pago más transitadas la AP-6 Villalba-Adanero, con 27.702 vehículos al día (+4,27%).
La recuperación de la economía y el consiguiente aumento de la movilidad constituye el principal factor de la recuperación del tráfico de las autopistas. También contribuye el menor precio que los carburantes mantuvieron durante parte del año y el descenso del 0,6% que registró el precio del peajes. En 2017, los peajes volvieron a reducirse otro 0,4%.