Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los atuneros piden en la ONU una norma mundial para garantizar los derechos laborales y el medio ambiente

Según ha informado la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC), la presentación se ha celebrado en el marco de la Conferencia de los Océanos que se celebra en Nueva York coincidiendo con el Día Mundial de los Océanos, en un acto en el que ha participado también el secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo.
El sector atunero español ha presentado en la Organización de Naciones Unidas (ONU) la norma de Aenor Atún de Pesca Responsable (APR) con el objetivo de garantizar la sostenibilidad medioambiental y de los recursos pesqueros así como los derechos sociolaborales de los trabajadores del sector como "clave para erradicar la lacra" de la pesca ilegal.
Así, los atuneros españoles consideran que esta norma defiende los aspectos medioambientales de la pesca, los derechos y las condiciones sociolaborales de los trabajadores. La iniciativa pretende luchar contra la pesca ilegal que según el sector, en "numerosas ocasiones" vulnera el respeto a los derechos humanos e incluye prácticas como el esclavismo, el tráfico de personas o la explotación laboral infantil.
En la presentación, a cargo del gerente de la OPAGAC, Julio Morón, ha exigido que se apliquen y controle el cumplimiento de normas para todas las flotas para erradicar la pesca ilegal y ha planteado, con el apoyo del secretario general de pesca, que la norma AENOR es una opción "real y probada" para extenderla a nivel internacional.
Morón ha asegurado que con la norma APR de Atún de Pesca Responsable, el sector pesquero español y, específicamente, su flota atunera se garantiza una actividad pesquera sostenible y también responsable, y marca la ruta para conseguir erradicar la pesca ilegal, una lacra que, según ha destacado "no solo pone en riesgo la actividad de flotas que, como la europea, cumplen escrupulosamente con la legalidad; sino también la sostenibilidad medioambiental y los recursos pesqueros".