Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cadena agroalimentaria estudia medidas ante el impuesto catalán al azúcar

La cadena agrolimentaria estudia nuevos pasos que dar mientras se mantiene a la espera de la respuesta oficial del Gobierno tras su petición de que se recurra ante el Tribunal Constitucional el impuesto catalán a las bebidas azucaradas, ya que lo consideran una "medida discriminatoria con mero afán recaudatorio".
"Todavía no hay una respuesta oficial del Gobierno, pero las palabras de Montoro nos hacen ser realistas. Los representantes de la cadena agroalimentaria mantenemos contactos para fijar los nuevos pasos a dar ante la respuesta que recibiremos oficialmente esta semana", ha indicado el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, durante la presentación del informe anual del sector.
Los representantes de la cadena agroalimentaria (Asaja, COAG, UPA, Cooperativas Agroalimentarias, FIAB, Promarca, Aecoc, Anged, Asedas, ACES, FEHR y Marcas de Restauración) presentaron la semana pasada un estudio sobre la constitucionalidad del impuesto, elaborado por el despacho Uría Menéndez y que han remitido al Gobierno, en el que se confirma que este impuesto no es conforme con las exigencias y limitaciones del principio de territorialidad fiscal o tributaria y establece una serie de desincentivos a la deslocalización de empresas de distribución fuera de Cataluña o incluso fuera del territorio nacional.