Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio advierte de que el Brexit "afectará a los mercados de valores y de crédito europeos"

La delegación valenciana del Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF), presidida por Alfonso Pérez Pretel y la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF), dirigida por Isabel Giménez-Zuriaga, han presentado el documento de trabajo 'Observatorio sobre la reforma de los mercados financieros 2016', realizado por la Fundación de Estudios Financieros, que advierte de que la salida del Reino Unido de la UE "afectará a los mercados de valores y de crédito europeo".
El acto, celebrado en el Salón de actos de la Bolsa de Valencia, ha comenzado con unas palabras de bienvenida de la directora general de FEBF Isabel Giménez Zuriaga. A continuación, ha intervenido el presidente de la delegación del IEAF en Valencia y el presidente de la Bolsa de Valencia, Vicente Olmos Ibáñez, ha clausurado el acto, según ha informado la organización en un comunicado.
La presentación del estudio, ha corrió a cargo del director del Observatorio, presidente de Solventis SGIIC y vicepresidente del IEAF, Ramiro Martínez-Pardo, quien ha manifestado que la finalidad de este trabajo es "analizar y valorar con carácter periódico la reforma dirigida hacia la integración de los servicios financieros en Europa".
El Observatorio considera que "una regulación adecuada es un elemento primordial para conseguir impulsar los mercados, incrementar su eficiencia y facilitar el crecimiento y consecuentemente la creación de empleo".
Entre las conclusiones del estudio, destaca que el abandono del Reino Unido de la UE tendrá impacto negativo para esta última y, en función de cómo se materialice, podría tener un carácter simbólico para otros Estados miembros. Así, indica que la salida "afectará a los mercados de valores y de crédito europeo, dado el importante papel que el Reino Unido juega en ellos".
Del mismo modo, señala que "los avances en la integración financiera han sido notables y se han debido principalmente al firme apoyo del BCE", así como que el sector financiero "está sometido a un proceso creativo de normas y requerimientos que no termina y genera incertidumbre regulatoria".
Así, considera que "es esencial estabilizar la regulación financiera y alcanzar una mayor certidumbre en esta materia", y que no hacerlo "introduce nuevas fuentes de inseguridad en el sistema financiero y dificulta la actividad de las entidades".
El informe considera "prioritario" culminar "sin demora" la consolidación de la Unión Bancaria, que "avanza de manera favorable pero es crítico completar su tercer pilar básico: la creación de un Fondo de Garantía Europeo". "Hasta el momento en que este último no sea una realidad, la Unión Bancaria no podrá considerarse como tal", advierte.
Por otro lado, el estudio señala que una de las novedades de la nueva Directiva MiFID II es la exigencia de que las entidades se aseguren y demuestren que las personas que prestan asesoramiento o proporcionan información sobre los servicios de inversión, cuenten con los conocimientos y las competencias necesarias para cumplir sus obligaciones.
Esta medida la considera "positiva y unida a los principios de actuación leal y honesta con el cliente", y entiende que "contribuirá a proteger los intereses de los inversores y a devolver la confianza perdida en la distribución de servicios financieros".