Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vodafone eleva el precio de los datos móviles extra y mejora los bonos adicionales

Vodafone elevará a partir del próximo 27 de septiembre el coste que tienen los datos consumidos por un cliente una vez que agota los incluidos en su tarifa, pero al mismo tiempo actualizará los bonos adicionales que pueden contratar los usuarios en caso de que se queden sin datos para ofrecer más gigas a un menor precio.
En concreto, la operadora comenzará a cobrar a finales de septiembre tres euros por cada 200 MB consumidos una vez superado el límite establecido en la tarifa contratada, frente a los dos euros por cada 200 MB que cobra actualmente.
Este incremento afectará a los poco más de 100.000 clientes que consumen actualmente datos extra, ya que el aumento de la capacidad de datos en las tarifas llevado a cabo en los últimos meses hace que la demanda de datos extra y de bonos adicionales sea cada vez menor.
Asimismo, si el cliente quiere controlar este coste adicional en la tarifa, Vodafone le ofrece la posibilidad de desactivar los datos extras y reducir la velocidad de navegación de la compañía, así como establecer un límite a los datos extra consumidos a través de la aplicación Mi Vodafone.
Vodafone también modificará a partir del 27 de septiembre sus bonos adicionales con el fin de dar la opción a los clientes de contratar más datos móviles, que en el caso de los de mayor valor tendrán un precio por giga menor al que ofrece actualmente.
Hasta ahora los bonos eran de 200 MB por dos euros, 800 MB por siete euros, 1,6GB por 14 euros y 2,5GB por 21 euros. A partir de octubre los bonos disponibles serán de 200 MB por tres euros, 1Gb por 10 euros, 2GB por 15 euros y 4GB por 25 euros.
El cobro por los datos extras y la posibilidad de contratar bonos adicionales es una práctica común entre los principales operadores de telefonía del país. Así, Movistar cobra 1,5 céntimos por megabyte hasta un máximo de 2GB y Orange 1,5 euros por cada 100 MB.