Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vodafone duplica el número de playas con 4G para hacer frente al aumento del consumo de datos

Vodafone España ha reforzado la cobertura y capacidad de su red móvil para atender un previsible crecimiento récord del tráfico de datos este verano, en parte por el fin del roaming, y, entre otras medidas, ha duplicado el número de playas en la que ofrece cobertura de 4G, según informa la operadora en un comunicado.
En concreto, el número de playas españolas en las que Vodafone ofrece cobertura 4G ha aumentado en un año en 612, al pasar desde las 644 de 2016 a las 1.256 en 2017, mientras que el número de municipios turísticos con 4G se ha incrementado desde 1.400 a 1.600.
Asimismo, la operadora, que ya llega a 4.500 localidades con su red de 4G, ha extendido en los últimos doce meses su red 4G+, que permite velocidades de hasta 350 Mbps, a 219 nuevos municipios y llega ya 1.019 poblaciones en toda España.
En esta línea, destaca también que ha desplegado 4G sobre la banda 800 MHz en 2.619 municipios, frente a los 2.212 de hace un año, lo que supone "una notable mejora de la cobertura en el interior de los edificios".
"Esto, sumado al despliegue 4G en bandas altas (en 1800, 2100 y 2600 MHz), permitirá cubrir las necesidades de capacidad en los puntos de alta concentración de usuarios de la red", remarca Vodafone, que añade que también ha expandido de la capacidad de transporte en la red de datos para garantizar el caudal necesario para absorber una posible demanda récord de tráfico.
La compañía señala que el crecimiento récord del tráfico de datos previsto es consecuencia tanto de la eliminación del roaming en la Unión Europea (UE) como del fuerte aumento de los volúmenes de datos mensuales disponibles para los clientes de Vodafone desde el cambio de los planes de precios el pasado mes de abril.
Además, también influirá el uso sin restricciones de las aplicaciones de mensajería para los clientes que tengan el servicio 'chat incluido' o de las aplicaciones de redes sociales y música para aquellos que contraten los nuevos bonos Social Pass o Music Pass.
Por otra parte, Vodafone España recuerda que ha lanzado comercialmente 4,5G, combinando funcionalidades avanzadas de 4G y adelantando la disponibilidad de Massive MIMO, uno de los motores de 5G.Así, afirma que con esta nueva tecnología se aumentan tanto las velocidades de descarga como la capacidad de la red.
El despliegue de las nuevas funcionalidades, que permiten velocidades de descarga de hasta 700Mbps, ya ha comenzado en zonas céntricas de Madrid y Salamanca, y pronto estarán disponibles en zonas céntricas de Barcelona, Valencia, Málaga, Sevilla, Bilbao, Zaragoza y A Coruña.
LA OPERADORAS ANTE EL FIN DEL ROAMING
Las compañías de telecomunicaciones españoles llevan tiempo invirtiendo en aumentar las capacidades de su infraestructuras para evitar problemas y prestar un servicio de máxima calidad ante el fin de los cargos por roaming, que va a conllevar un considerable incremento del tráfico de datos en las redes de los operadores españoles, especialmente en las zonas más turísticas del país.
La entrada en vigor de la nueva normativa que permite a los europeos utilizar su teléfono móvil en cualquier país de la UE en las mismas condiciones que disfrutan en el suyo ha obligado a los operadores de telefonía móvil a hacer planes de refuerzo, especialmente en regiones como España, uno de los más importantes receptores de turistas durante todo el año y especialmente en la época estival.
En declaraciones a Europa Press, la directora de Red de Vodafone España, Julia Velasco, remarcó hace unas semanas que la red de la operadora estaba preparada para aguantar este incremento del tráfico previsto e incidió en que la compañía trabaja "constantemente" en revisar su capacidad y su comportamiento, tanto en las zonas de destino habitual de turistas como en el resto del país.
En este línea, fuentes de Telefónica confirmaron que la compañía también estaba haciendo "un esfuerzo inversor muy importante" para incrementar la cobertura y capacidad de su red 4G, con especial foco en aquellos puntos de mayor concentración de la demanda para soportar el aumento del tráfico que generen tanto el fin del roaming como el propio crecimiento orgánico del tráfico de los clientes Movistar.
Por su parte, fuentes de Orange explicaron que la operadora estaba llevando a cabo ampliaciones de capacidad y dimensionando sus plataformas de tarificación, de servicios de seguridad o de roaming, entre otras medidas, para hacer frente al impacto del fin roaming, medidas que supondrán en conjunto un desembolso de unos 12,5 millones de euros.
El director de red del grupo MásMóvil, Miguel Santos, subrayó que el principal motor de cualquier redimensionamiento de la red es que no se vean impactados sus clientes por el incremento del tráfico y ha asegurado que su red está preparada para absorber "cualquier volumen de datos razonable".