Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Víctor Grifols cede el cargo de consejero delegado a su hermano e hijo

El consejo de administración de Grifols ha aceptado la dimisión de Víctor Grifols Roura como consejero delegado de la compañía catalana y el traspaso de sus funciones de dirección a su hermano Raimon Grifols Roura y a su hijo Víctor Grifols Deu, con efectos desde el próximo 1 de enero.
Dicha dimisión estaba prevista después de que el órgano de dirección de la compañía aprobara por unanimidad el pasado 10 de diciembre de 2015 su plan de sucesión en el que el relevo generacional previsto reitera el compromiso de la familia fundadora con la compañía.
Dicho plan propuesto por Víctor Grifols Roura, actual presidente y consejero delegado de la compañía, contemplaba el traspaso de sus responsabilidades ejecutivas a su hermano e hijo, en calidad de consejeros delegados solidarios, a partir del próximo 1 de enero, así como su permanencia como presidente no ejecutivo del consejo de administración.
Asimismo, el consejo de administración, a propuesta de la Comisión de Nombramientos y retribuciones, ha aprobado el cambio de categoría de Víctor Grifols Roura de consejero ejecutivo a dominical, con efectos desde el próximo 1 de enero, fecha en la que dejará de desempeñar las funciones de dirección en la firma, según ha informado la compañía catalana este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El plan de sucesión establecía el año 2016 como periodo de transición para que el relevo se produzca de forma ordenada y planificada.
"Estoy tranquilo porque he depositado mi confianza en los mejores candidatos. Ambos conocen la compañía tanto o mejor que yo, y su juventud y preparación profesional son un valor añadido para afrontar los retos futuros de Grifols. Pero no me retiro totalmente de la empresa. Desde mis funciones como presidente no ejecutivo del consejo de administración seguirán contando con todo mi apoyo, conocimiento y experiencia", subrayó Víctor Grifols Roura el día en el que el consejo aprobó el plan de sucesión.
Víctor Grifols Roura, que en 2017 cumplirá 67 años, hace efectiva su sucesión con la misma edad con la que él sucedió a su padre, Víctor Grifols Lucas, como consejero delegado.
El plan de sucesión contempla además el nombramiento de Thomas Glanzmann como vicepresidente no ejecutivo del consejo de administración a partir del 1 de enero de 2017 y el mantenimiento de Iñigo Sánchez-Asiaín como consejero coordinador desde esa fecha, a pesar de no ser obligatoria dicha figura desde ese momento, con el fin de garantizar una mayor independencia en el control y gestión de la firma.