Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Veintiocho aprueban el acuerdo entre la UE y EEUU sobre el sector asegurador

Los gobiernos de la Unión Europea han autorizado este lunes la firma del acuerdo entre el bloque comunitario y Estados Unidos sobre requisitos y supervisión de compañías de seguros y de reaseguro, según ha informado el Consejo de la UE en un comunicado.
El texto fue negociado por la Comisión Europea e incluye disposiciones sobre reaseguro, supervisión de grupos de seguros e intercambio de información. La implementación de este acuerdo estará supervisada por una comisión conjunta.
El Consejo de la UE, la institución comunitaria que representa a los Estados miembros, ha destacado que el acuerdo aportará certidumbre legal para las compañías de seguro y reaseguro europeas y estadounidenses y protegerá a los clientes y otros consumidores a través de la cooperación entre las autoridades de supervisión.
La decisión del Consejo ha sido adoptada este lunes sin discusión por los responsables de Competitividad de los gobiernos de la UE. El acuerdo debe recibir ahora el consentimiento del Parlamento Europeo.
Bruselas y Washington sellaron a mediados de enero el acuerdo sobre esta materia, que incluye una reducción de los requisitos de capital y la supervisión de las compañías que operan en el mercado contrario por parte de las autoridades locales, según informaron ambas partes en un comunicado conjunto.
Con respecto al reaseguro, el acuerdo conducirá a la eliminación de la exigencia de requisitos de los colaterales y de presencia local para las compañías europeas y estadounidenses que operen en estos mercados.
En relación a la supervisión de grupos aseguradores, la vigilancia global de cada grupo corresponderá a la jurisdicción de procedencia de la compañía. Esto supone que la supervisión de los grupos estadounidense será competencia de los reguladores de Estados Unidos, mientras que la supervisión de los grupos europeos pertenecerá a las autoridades comunitarias.
No obstante, se incluyen limitaciones mediante las cuales los supervisores podrán pedir y obtener información sobre la actividad mundial de empresas de seguros de otras jurisdicciones en los casos en los que se pueda dañar el interés de los asegurados o la estabilidad financiera del territorio.