Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valeriano Gómez dice que las pensiones no pueden financiarse con el empleo actual y apuesta por más impuestos

Afirma que sería necesario crear más de 700.000 empleos al año para poder pagar las pensiones sólo con cotizaciones
Valeriano Gómez, exministro de Trabajo con el PSOE y miembro del grupo de expertos de este partido, ha defendido la necesidad de contemplar la creación de una figura tributaria "exclusiva" para financiar las pensiones públicas o bien nuevos recargos o complementos en impuestos ya existentes, e incluso apunta la posibilidad de elevar "en alguna medida" las cotizaciones sociales teniendo en cuenta que los costes salariales han caído "drásticamente" tras la reforma laboral de 2012.
Gómez, en un artículo publicado en 'elplural.com' y recogido por Europa Press, asegura que los tributos deberán financiar el conjunto del sistema público de pensiones tarde o temprano y no sólo la pensión de viudedad como algunos sugieren, ya que el empleo que actualmente se crea, con salarios muy bajos, no es suficiente para financiar las pensiones.
"Se crea empleo sí, pero una parte muy importante, alrededor de un tercio de los nuevos empleos, es a tiempo parcial y cuando es a tiempo completo los salarios son muy bajos. Los últimos datos disponibles arrojan una mejora en la recaudación por cotizaciones, pero sigue siendo muy inferior al aumento del empleo, lo que indica que las bases medias de cotización están cayendo", advierte Gómez, que indica que el gasto está aumentando a un ritmo anual del 3,4%, mientras que los ingresos totales no llegan a crecer al 1%.
Además, indica que debido a la pérdida de afiliación durante la crisis y la "contundencia de la devaluación salarial" llevada a cabo a partir de 2012, la recaudación actual de la Seguridad Social es inferior en más de 8.000 millones a la registrada en 2008, cuando comenzó la crisis, y también es menor en 5.000 millones a la producida en 2011, a pesar de que durante lo que va de 2016 ya se ha superado la cifra de cotizantes existente en ese año.
EL EMPLEO PRECARIO NO SIRVE.
Por ello, asegura que el empleo es "clave" en la financiación de un sistema de reparto, pero no es suficiente si no se acompaña con mejores salarios. "De poco sirve ganar en afiliación si al mismo tiempo lo que ganamos por esa vía lo perdemos en forma de menores salarios y más bajas cotizaciones", advierte.
Valeriano Gómez también alerta de que en algo más de un lustro, entre 2012 y 2017, los déficits sucesivos en el sistema de pensiones habrán acabado con el Fondo de Reserva, que en cualquier caso, añade, habrá sido capaz de "aguantar" más de 9 años desde que estallara la crisis sin tener que haber subido "un ápice" los tipos de cotización.
Sin embargo, afirma que la devaluación salarial y los empleos precarios han provocado el adelanto en casi una década del escenario previsto en la reforma de 2011, dado que entonces se creía que el Fondo de Reserva podría financiar los déficits del sistema hasta más allá de 2020.
Gómez explica que para equilibrar el sistema hoy solo a través de la creación de empleo, se necesitarían 3.100.000 nuevos afiliados. Pero si las bases de cotización y los gastos crecen como hasta ahora, sería necesario crear cada año 700.000 empleos durante las próximas décadas. "La magnitud de estas exigencias ilustra bien las razones por las que no basta solo con más empleo en la forma y condiciones en que hoy se crea para afrontar los retos de nuestro sistema de pensiones", subraya.