Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unicaja prepara su salida a Bolsa antes de julio

Unicaja mantiene sus planes de salida a Bolsa y podría materializar este proceso antes del próximo mes de julio, según han informado a Europa Press fuentes del mercado.
La entidad tiene previsto seguir adelante con sus planes de colocar unos 625 millones de nuevas acciones, representativas del 40,4% de su capital social, en la operación, en el caso de que no se ejerza la operación de sobresuscripción ('greenshoe').
La entidad captaría unos 1.250 millones de euros con la salida a Bolsa si el precio de la operación se correspondiese con el valor en libros de la entidad, que se sitúa en torno a los 3.100 millones de euros.
El diario 'El Confidencial' adelantaba este martes que la fecha elegida para el salto al parqué de la entidad es el próximo 30 de junio y el precio se situará en un rango de entre los 1,1 euros y los 1,4 euros por acción.
La aprobación del folleto de salida a Bolsa por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) podría producirse este mismo jueves, según el diario.
En la operación actúan como coordinadores globales y agentes colocadores de la operación los bancos de inversión Morgan Stanley y UBS, mientras que Citigroup y Credit Suisse ejercen como agentes colocadores. Alantra, Fidentiis y Stifel Nicolaus Europe Limited y Rothschild también participan en la operación.
Fuentes del mercado consultadas por Europa Press han explicado que el estreno bursátil de Unicaja "no debería" verse afectado por la ampliación de capital de 7.000 millones de euros que efectuará Santander para absorber Popular.
Estas fuentes incidieron en que en el mercado actualmente "hay mucha liquidez" como consecuencia de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que inyecta 60.000 millones de euros en los mercados cada mes a través de su programa de compra de activos.