Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uber dice que "España se está ganando a pulso la fama de país tecnófobo"

Cabify dice que la Administración tiene una actitud "más reactiva que proactiva"
El director de comunicación de Uber para España y Portugal, Yuri Fernández, ha afirmado durante el evento 'Sharing Madrid' celebrado este miércoles en Madrid que "España se está ganando a pulso la fama de país tecnófobo".
En una mesa redonda sobre economía colaborativa y movilidad organizada por Sharing España, en la que han participado Uber, Cabify, Bluemove y Micocar, se han valorado las alternativas a los problemas de movilidad urbana.
Desde Uber han reconocido que normativas como la ley de protección de datos y la prohibición de Google News, entre otros, refuerzan la "brecha tecnológica". Por ello, Yuri Fernández ha estimado "necesaria" una profunda revisión y ha animado al Ministerio Energía, Turismo y Agenda Digital a "trabajar para que se nos deje de considerar un país tecnófobo".
Por su parte, el manager de Cabify España, Mariano Silveyra, ha acusado a la Administración de una actitud "más reactiva que proactiva", ya que afirma que en España la regulación no se anticipa a los cambios tecnológicos, como en Estados Unidos, donde ya están poniendo en marcha un plan de cambio regulatorio debido al coche autónomo.
Sin embargo, el fundador de la plataforma Micocar para descuentos en taxis, Juanma Nieto, ha rechazado que España sea un país tecnófobo y ha negado que actualmente haya un problema de regulación.
En este sentido, desde Micocar han valorado que un cambio en la regulación debería tener en cuenta a todos los actores y se tendría que asegurar la "estabilidad jurídica" para aquellos que han realizado inversiones.
Por el contrario, desde Uber ha rechazado que se mantenga el status quo con el ratio de una licencia de VTC por cada 30 taxis, ya que han considerado que no es lógico que se pague más por el transporte "para que unos pocos mantengan un privilegio".
Asimismo, Uber ha pedido que se lleve a cabo la completa liberalización del sector con un plan de transición para los damnificados, ya que esto "no es ciencia ficción" y supondría equiparar nuestra normativa a las de Alemania o Francia.