Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT cree que el nuevo plan de vivienda es "insuficiente" y que favorece la especulación

UGT cree que el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2020 es "insuficiente" y que "lo único que fomenta es un sistema en el que la vivienda sigue siendo un bien de lujo con el que especular".
El Gobierno ha vuelto a anunciar medidas que solo buscan "la repercusión mediática", según el sindicato, con el único fin de beneficiar a unos pocos y presentar propuestas que no son viables para la inmensa mayoría de la población.
El sindicato cree que es un error que el Ejecutivo de Mariano Rajoy haya eludido a los interlocutores sociales a la hora de elaborar planes o ayudas que afectan a toda la ciudadanía. En concreto, cree que la ausencia de diálogo con los interlocutores sociales "provoca una falta de coherencia entre la ayuda que se aprueba y la situación real de las personas".
Por ello, ha pedido al Gobierno que "deje de gobernar para unos pocos", que piense en la ciudadanía, que constituya una política de vivienda que obligue a poner en el mercado las viviendas vacías que tienen los bancos para aumentar la oferta y reducir el precio y que establezca una mayor oferta de vivienda de protección oficial, de compra y alquiler social teniendo en cuenta el poder adquisitivo de la ciudadanía.
Sobre la ayuda del 20% del precio total de vivienda para menores de 35 años, la organización sindical cree que en realidad es un "espejismo", ya que la ayuda tiene un tope de 10.800 euros, por lo que, según UGT, "si el 20% del Gobierno es real, la vivienda debería costar, como mucho, 54.000 euros, algo que es totalmente inviable en el mercado inmobiliario español actual".
Los beneficiarios de este 20% no deben cobrar, como mucho, tres veces más del IPREM, por lo que sus salarios brutos anuales estarían como máximo en los 18.000 euros anuales. Para el sindicato, los posibles beneficiaros que tengan menos de esos ingresos anuales "no van a pensar en adquirir una vivienda porque no pueden asumir el coste".
"El Gobierno vuelve a dar la espalda a los ciudadanos implantando medidas cuyos requisitos convierten estas ayudas en concesiones inoperantes, que no beneficiarán a quien más lo necesite", ha añadido.
UGT considera que el nuevo plan de vivienda afecta "notablemente" a los colectivos más vulnerables, como son los jóvenes o los desempleados de más 45 años.
Además, cree que la emancipación juvenil es cada vez más imposible para este colectivo tanto por la precariedad laboral como por la temporalidad del mercado laboral.
UGT ha insistido en que "un mejor acceso a la vivienda pasa necesariamente por fomentar el empleo estable y con derechos, que genere salarios dignos". Por este motivo, ha vuelto a pedir al Ejecutivo un plan de choque por el empleo que posibilite una "mayor" estabilidad a los colectivos más vulnerables para que puedan tener "un proyecto de vida sólido y viable".