Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT destaca que el coste de un trabajador en la actualidad es 33 euros inferior al de 2012

Cree que el aumento salarial de la patronal para este año es "muy insuficiente"
El coste de un trabajador en la actualidad es 33 euros menor al del primer trimestre de 2012 y los trabajadores reciben 12 euros menos que en aquel periodo de tiempo, según ha afirmado UGT tras conocerse los datos de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral del primer trimestre de 2017.
Para la organización sindical, este dato es resultado de la gestión económica del Gobierno del PP, que ha provocado "una mayor devaluación salarial, la continuación de un modelo competitivo basado en la continua rebaja de los costes laborales y el empobrecimiento de la mayoría trabajadora de España".
Así, el sindicato ha dejado claro que la encuesta confirma que los salarios continúan cayendo, a pesar de que la economía crece, las empresas ya han superado con creces la crisis y consiguen elevados beneficios.
El coste salarial por trabajador descendió en el primer trimestre del año un 0,2% respecto al mismo trimestre del año anterior. Esta cifra supone la tercera caída consecutiva en términos anuales. Además, UGT ha afirmado que el coste laboral total no ha variado.
Para UGT, el discurso "autocomplaciente" del Gobierno del PP "no se compadece en absoluto con la realidad que están viviendo las familias españolas, que ven cómo su bienestar se reduce a pesar d que el PIB aumenta".
"Esta situación tiene mucho que ver con el aumento de la precariedad laboral que ha provocado la reforma laboral de 2012, que ha hecho que el empleo que se crea sea mayoritariamente temporal y a tiempo parcial involuntario", según el sindicato.
Por ello, UGT cree que el aumento de la patronal, con aumentos de entre el 1% y el 2% (más un 0,5% adicional vinculado a la productividad), resulta "muy insuficiente", porque "implica que la práctica totalidad de los trabajadores sufran una nueva pérdida de poder de compra".
"No es posible que los salarios no ganen poder de compra en 2017 con la economía creciendo el 3% y con las empresas obteniendo cuantiosos beneficios y repartiendo elevados dividendos", ha agregado UGT.
También cree que la recuperación económica "no puede ser considerada como tal si no beneficia a la mayoría social". Para ello, UGT considera que "es imprescindible" que se cree empleo de calidad y que los salarios aumenten por encima de los precios.
"El objetivo no es que crezca el PIB para unos pocos, sino que aumente el desarrollo del país para la inmensa mayoría", según UGT, que también ha instado a la patronal y al Gobierno a recapacitar y situar sus propuestas en esta línea, ya que, si no, "el diálogo social no tiene sentido".