Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT denuncia que las empresas pagan ahora 12 euros menos por cada trabajador que hace cinco años

Las empresas pagan ahora 12 euros menos de media por cada trabajador que hace cinco años, según ha denunciado este viernes UGT basándose en los datos de la Encuesta de Costes Laborales publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El sindicato ha recordado que, según esta encuesta, el coste laboral cayó un 0,5% en el tercer trimestre respecto al existente en el mismo trimestre del año anterior y el coste estrictamente salarial lo hizo en un 0,3%. Al mismo tiempo, las cotizaciones pagadas por las empresas retrocedieron un 0,3% en tasa interanual, y los costes por despido, un 21,9%.
"Las empresas no sólo pagan menos salarios a sus trabajadores, sino que aportan menos a la Seguridad Social y pagan menos indemnizaciones por despido, y no sólo porque en esta fase expansiva despiden menos que en los años centrales de la crisis, sino porque la reforma laboral facilitó mucho esos despidos, repercutiendo en una drástica caída de las cuantías abonadas", alega.
Para UGT, los datos de esta encuesta ratifican que la recuperación de las empresas y de la economía no está repercutiendo en una mejora de sus ingresos y de su calidad de vida.
"La supuesta recuperación económica sólo está beneficiando a unos pocos, empresarios y perceptores de rentas del capital esencialmente, mientras que asalariados y pensionistas ven cómo cada vez llegan peor a fin de mes. Una situación injusta e insostenible, que hay que cambiar sin demora", argumenta el sindicato.
Así, la organización sindical advierte de que si no se mejoran los salarios no habrá recuperación plena de la economía, los ingresos de la Seguridad Social no crecerán lo suficiente y "no será posible reducir los elevados niveles de pobreza y desigualdad".