Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT denuncia que los cambios en Sociedades son un nuevo "parche" y pide una política fiscal integral

UGT ha denunciado este viernes que la aprobación de la reforma del Impuesto sobre Sociedades supone un nuevo "parche" del Gobierno para conseguir que los pagos fraccionados dentro de 2016 incrementen los ingresos de este ejercicio y poder cumplir así con los requisitos impuestos por Bruselas.
"No es una subida de impuestos, sino que se descontará de la recaudación final del Impuesto de Sociedades, cuya liquidación se realiza el 25 de julio de 2017. Es decir, si la reforma se limita a esto, solo trasladamos el problema recaudatorio al año 2017, otro parche", argumenta.
El sindicato reclama una nueva estrategia fiscal integral e insta al conjunto de las fuerzas políticas a abrir un debate inmediato sobre fiscalidad, dada la urgencia de garantizar la suficiencia de recursos para atender las necesidades sociales y garantizar el cumplimiento de compromiso de déficit.
UGT reclama un incremento de la recaudación fiscal a través de una reforma integral del sistema tributario, frente a lo que ha calificado como "una sucesión de parches, electoralistas unos, y para reparar errores, otros".
"El Gobierno de Rajoy, que empezó subiendo los impuestos en contra de lo que había prometido durante la campaña electoral, ha sido una recopilación de medidas deslavazadas, sin ningún criterio", critica el sindicato, que añade que a esta subida le siguió una bajada de los impuestos directos "sin ninguna lógica económica".
"A esta chapucera política fiscal se debe la amenaza de multa por parte de Bruselas que finalmente ha sido postergada y que ahora vuelve a ser una amenaza porque de nuevo se incumplirá el objetivo de déficit para 2016", subraya el sindicato, que califica de "nueva chapuza" los cambios operados en el pago fraccionado de Sociedades.