Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT advierte de que si no hay acuerdo antes de agosto con la CEOE, se dejará atrás el AENC de este año

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha advertido que si las negociaciones con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) respecto al Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva (AENC) no culminan de forma favorable antes de que finalice el mes de julio, se dejaría atrás el de este año y se iniciarían en septiembre las conversaciones para el de 2018.
Así lo ha señalado Álvarez en su blog este sábado, donde señala que "no tendría sentido ir más allá de julio", imponiendo así un ultimátum a la patronal, a la vez que indica que en septiembre se iniciaría la negociación para el AENC de 2018 y que se exigirá a la CEOE que cumpla "con las promesas".
En caso contrario, si hubiera un acuerdo entre sindicato y patronal, Álvarez asegura que todos los trabajadores notarán "una mejora, aunque seguirá siendo insuficiente", por lo que asevera que UGT continuará "luchando para dejar atrás la precariedad y hacer crecer los salarios", ya que, aunque se ha adoptado una posición "flexible" existen ciertas "líneas rojas" que no se pueden traspasar.
En este sentido, UGT deja claro que el AENC debe incluir dos fórmulas "necesarias e imprescindibles": un mínimo salarial especialmente pensado para aquellos trabajadores que realizan su actividad en una empresa sin una importante fuerza sindical y una cláusula de revisión salarial.