Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT exige al Gobierno una política laboral para que nadie abandone España por paro, precariedad o pobreza

UGT ha exigido al Gobierno, tras recordar que la pérdida de población se debe a una emigración forzada, un cambio en su política laboral y social para que las personas no se vean obligadas a abandonar España por paro, precariedad laboral o pobreza.
En un comunicado, UGT ha pedido al Gobierno que diseñe, junto con los interlocutores sociales, una política que facilite el retorno de quienes han emigrado al exterior y quieran volver a España y que integre medidas "específicas" adaptadas para perfiles personales y laborales y facilite la reincorporación al mercado de trabajo.
El sindicato también ha pedido al Ejecutivo que defienda el derecho a la libre circulación de trabajadores ante las autoridades europeas y ha denunciado que se llame movilidad exterior a la emigración forzada por la pobreza o por el desempleo.
Por otro lado, UGT ha recordado que España es el país de la Unión Europea que más población ha perdido en términos absolutos desde 2012 y ha apuntado que la pérdida se debe al paro, la pobreza y la emigración forzada, sobre todo en el caso de la población española nacional de terceros países.
De los 94.645 ciudadanos españoles que emigraron en 2015, un 22,7% eran menores de 19 años, un 34% tenían entre 20 y 34 años y el 43,3% eran mayores de 34 años.
Para UGT, otros factores de expulsión son la pobreza en función de la nacionalidad, los recortes y la "agresiva" política de austeridad con los sectores más "vulnerables" de la población.
Teniendo en cuenta estos datos, el sindicato ha señalado que la pérdida de población se traduce en una pérdida de población activa y recuerda al Gobierno que "no hay más y mejor empleo, sino que las personas en peor situación se han marchado".
Así, ha recalcado que "la pérdida de población es una de las principales causas de la reducción del paro y no la creación de empleo".