Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE recibe hasta 27 propuestas de los Estados miembros para acoger a sus agencias con sede en Reino Unido

El Consejo Europeo ha recibido hasta 27 propuestas para 23 ciudades del conjunto de los Estados miembros para convertirse en el nuevo emplazamiento de las agencias de la Unión Europea con sede actual en Reino Unido y que tendrán que ser reubicadas una vez se haga efectivo el Brexit.
En un comunicado, el organismo comunitario informa que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) ha sido la más demandada con hasta 19 solicitudes, mientras que la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) ha recibido 8 ofertas.
El próximo 30 de septiembre la Comisión Europea presentará una evaluación de las ofertas, un análisis en el que tendrá en cuenta criterios como la accesibilidad, garantías de que la agencia estará en pleno funcionamiento una vez Reino Unido abandone la UE o que, en la nueva ubicación, haya escuelas para los hijos de los trabajadores.
Posteriormente, en noviembre de 2017, todas las ofertas, a excepción de las que sean retiradas por los propios países, serán llevadas a votación de los 'Veintisiete', quienes decidirán finalmente el enclave al que se 'mudarán' estas agencias.
Entre los países y ciudades que han mostrado su interés por albergar a la EMA --responsable de la evaluación científica, supervisión y vigilancia de la seguridad de los medicamentos de la UE-- se encuentra España (Barcelona), Alemania (Bonn), Portugal (Oporto), Finlandia (Helsinki) o Francia (Lille).
Para la EBA --que trabaja para garantizar la regulación prudencial y una supervisión eficaz y coherente del sector bancario europeo--, por su parte, España no ha presentado ninguna solicitud, pero sí lo han hecho otros países como Bélgica (Bruselas), Irlanda (Dublín), Alemania (Frankfurt) o Austria (Viena).