Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Troika inicia su última visita a Madrid antes del fin del rescate bancario

Los inspectores de la Troika, formada por la Comisión, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), comienzan su última visita a Madrid para evaluar la situación de la banca antes del cierre "límpio" del programa de asistencia financiera para España. En la quinta y última misión a nuestro país, que concluirá en torno al 16 de diciembre, la Troika analizará, como es habitual, los progresos realizados en la estabilización del sector financiero español y el cumplimiento de las condiciones recogidas en el programa acordado.

El portavoz de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Simon O'Connor, explicó que con este fin los miembros de la misión se reunirán con los representados del Gobierno, el Banco de España, entidades financieras privadas, asociaciones del sector y analistas.
Por su parte, el FMI participará en las conversaciones para elaborar el "quinto y último informe independiente de vigilancia de la reforma del sector bancario de España", según explicó la portavoz del Fondo, Ángela Gaviria.
Las conclusiones preliminares de esta última visita se publicarán en torno al 16 de diciembre. El informe final del FMI saldrá previsiblemente a principios del mes de febrero, mientras que el de la Comisión y el BCE, a finales del mes de enero.
SALIDA LIMPIA
Los ministros de Economía de la eurozona acordaron el pasado 14 de noviembre poner fin al rescate bancario para España con una "salida limpia", sin ningún tipo de prórroga o ayuda adicional una vez concluya a mediados de enero.
El Eurgrupo considera que el plan de ayuda ha sido un éxito y ha cumplido su objetivo de reestructurar el sector financiero y restablecer su acceso a financiación.
España se convierte así en el primer país de la eurozona que sale de un programa de asistencia económica de la UE y se libra de la tutela del grupo formado por la Comisión, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
VIGILANCIA ESPECIAL
No obstante, Bruselas mantendrá una vigilancia especial hasta que se devuelva el 75% del préstamo. El control consistirá en dos revisiones al año, según explicó el el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, que señaló que todavía es pronto para precisar cómo funcionarán.
El Gobierno ha utilizado 41.300 millones de euros de los 100.000 millones ofrecidos por el Eurogrupo en julio de 2012 para reestructurar los bancos con problemas. El préstamo europeo tiene un tipo de interés del 0,5% y un plazo de devolución de hasta 15 años.
En su cuarto informe sobre el rescate bancario, la troika avisó de que la banca española sigue siendo "vulnerable" por la mala situación económica, y ha pedido a las entidades que mantengan o refuercen su nivel de capital con el fin de ganar resistencia.
Bruselas y el BCE aseguran que la contracción del crédito en España "tocará fondo" en 2014 y a partir de ahí "aumentará ligeramente hasta finales de 2015, con la excepción de las pymes". Y denuncian que el crédito está mejorando ahora sólo para el sector público, lo que "a largo plazo puede desplazar al crédito al sector privado con un impacto negativo para la recuperación económica".
Por su parte, el FMI planteó extender al próximo año la recomendación del Banco de España a la banca española de limitar al 25% del beneficio consolidado atribuido el dividendo en efectivo, con el fin de facilitar la actividad crediticia y contribuir a consolidar la incipiente recuperación económica.