Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo cree que Sordo es "lo que el sindicato necesita" y que su primer hito "importante" será el techo de gasto

El sindicato aprueba su gestión con un respaldo "muy ampliamente mayoritario"
El secretario general saliente de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado que Unai Sordo reúne las condiciones que el sindicato necesita y ha señalado que el primer hito "importante" al que tendrá que enfrentarse el "previsiblemente" el nuevo secretario general del sindicato desde esta noche, una vez se cierre la votación, será la aprobación del techo de gasto para 2018.
Así lo ha señalado Toxo durante su último encuentro con los medios como líder sindical, donde ha insistido en que el techo de gasto para el próximo año, que se aprobará el lunes en un Consejo de Ministros extraordinario y que se debatirá en el Congreso posteriormente, es la primera referencia "muy importante" a afrontar para la nueva etapa del sindicato.
El motivo de la importancia del techo de gasto es, según Toxo, que la política presupuestaria "será clave" para saber si va a haber espacio para poner encima de la mesa objetivos como los que ha planteado el sindicato en su informe de su gestión, que ha sido aprobado con un respaldo "muy ampliamente mayoritario" por los delegados sindicales.
Por otro lado, ha recalcado que España debería hacer una apuesta por unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) de carácter expansivo para los próximos años y que estén precedidos por una reforma fiscal para impulsar la actividad productiva.
También, ha recordado que es necesario alinear el crecimiento económico con las necesidades de las personas y que CC.OO. tiene desafíos "importantes y mejorables", que van desde el empleo hasta la calidad o la cantidad del mismo, entre otros.
Sobre su sucesor, Toxo ha dejado claro que es "una persona muy experimentada, que tiene la capacidad y reúne las condiciones que el sindicato necesita para afrontar la próxima etapa". Asimismo, ha afirmado que "no quiere dejarle tareas pendientes" y que "las cosas las ha dejado dichas en el informe y en las condiciones del mismo".
Las principales conclusiones del informe, transmitidas por Toxo, son que el sindicato pasará a ser más "próximo", optará por un mayor acercamiento entre las diferentes estructuras de la organización y que fomentará la figura del sindicalista de referencia, entre otras actuaciones.
Por otro lado, ha insistido en que el sindicato "no necesita más funciones", sino que tiene que ser "una organización más eficaz" y que sea "capaz de intervenir sobre el tejido productivo de España". De estos últimos cuatro años, Toxo cree que "hay una lista bastante larga" de cosas que no se han cumplido. En concreto, ha señalado que en este Congreso se ha vuelto a impulsar la idea de una ley de participación institucional o de una ley integral de igualdad de género.
La organización también pondrá el foco en recomponer el empleo público perdido, en derogar las reformas laborales, reforzar la negociación colectiva como "instrumento fundamental para la distribución de la riqueza", impulsar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para reducir la pobreza en España o en corregir las desigualdades que fomentó la crisis, sin dejar de lado a los jóvenes o a las mujeres.
En concreto, Toxo ha destacado que cree que han andado "un poco ligeros" a la hora de atender a las demandas de la Secretaría de Juventud y dar cumplimiento a los compromisos que adquirieron en el Congreso pasado. "Es tiempo de que la dirección del sindicato se comprometa de verdad a resolver ese fallo que tenemos de relación de vínculos con la juventud", ha añadido.
Sobre la financiación, Toxo ha destacado que el sindicato dará "nuevos pasos", que permitan "un mayor aprovechamiento de los recursos", y que se intentará apostar por una financiación que provenga básicamente de las cotizaciones, pero "sin renunciar a ayudas del ámbito público".
CAMBIO EN EL RUMBO DE LOS AFILIADOS
Toxo ha apuntado que CC.OO. ha ganado 11.000 afiliados desde junio del año pasado, lo que pone de relieve un cambio de tendencia en el ritmo de las personas que forman el sindicato, ya que hace dos años perdían unos 100.000 afiliados de media.
"O el sindicato interioriza de una vez que su suerte va a depender del volumen afiliativo que consiga o seguiremos en el tran-tran de las dinámicas anteriores", según Toxo, que también ha apuntado que en su pico afiliativo llegaron a los 1,2 millones de afiliados, mientras que en la actualidad no llega al millón.