Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torrespacio confía a las inmobiliarias JLL y Savills la comercialización del edificio

Torrespacio, una de las cuatro torres de la zona Norte del Paseo de la Castellana de Madrid, ha confiado la comercialización del edificio, anteriormente gestionada por Aguirre Newman, a las consultoras inmobiliarias JLL y Savills.
Las dos inmobiliarias deberán asumir el reto de elevar al 100% la ocupación del edificio, que, actualmente, tiene 8.800 metros cuadrados disponibles, el 15% de la superficie total, anunció la sociedad gestora en una nota de prensa.
El edificio, el primero del distrito Cuatro Torres de Madrid puesto en explotación, asume a partir de ahora la nueva denominación Torrespacio, así como una nueva imagen.
Torre Espacio Gestión, sociedad filial del Grupo Villar Mir, ha mantenido la responsabilidad de la gestión y explotación del edificio, ahora propiedad del Grupo Emperador, e impulsa esta nueva era de Torrespacio con el objetivo de reforzar la visión del edificio como uno de los más vanguardistas y exclusivos de Madrid y, por tanto, como el mejor centro de oficinas y con la mejor calidad de servicios.
Con una propuesta innovadora, un diseño sostenible que prioriza la eficiencia energética, instalaciones y prestaciones de última generación, avanzada tecnología, un riguroso sistema de seguridad y un excepcional nivel de servicios, ofrece a sus inquilinos un altísimo nivel de satisfacción, asegura la nota.
El momento actual, que se caracteriza por la recuperación de la demanda de oficinas en Madrid, está siendo aprovechado por Torrespacio para anticiparse con su doble apuesta de renovación de su imagen y refuerzo de su comercialización.
Torre Espacio Gestión ha confiado la tarea de renovación de la identidad del edificio a la firma Interbrand, que diseñó un logotipo que recrea la torre desde la visión de los arquitectos de que "es un elemento vivo; gira, crece y evoluciona".