Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro coloca 2.900 millones a más del 5% en su primera emisión tras el 20N

Se mantiene la presión de los mercados en la primera emisión tras las elecciones

En las letras a tres meses el interés sube al 5,11% y a seis meses se dispara al 5,22%

La prima de riesgo se mantiene por encima de los 460 puntos

El Tesoro ha colocado 2.978,14 millones en letras a 3 y 6 meses, aunque ha tenido que subir el interés a máximos, por encima del 5%, para cerrar con éxito la emisión, según los datos publicados por el Banco de España.
De esta forma, el Tesoro ha conseguido colocar casi el máximo previsto, ya que esperaba emitir entre 2.000 y 3.000 millones, una cifra algo inferior a la fijada para la anterior subasta. La demanda, en esta ocasión, ha sido alta y ha superado los 10.000 millones. En concreto, el Tesoro ha colocado 2.012,22 millones de los 5.738,22 millones solicitados por los inversores en letras a 3 meses. El tipo marginal de este tipo de papel ha pasado del 2,350% de la subata de octubre al 5,220% actual.
Por su parte, el interés medio se ha quedado en el 5,110% desde 2,292% anterior. Así, los intereses de este tipo de papel se han situado en el nivel más alto desde el año 1993, cuando el marginal alcanzó el 14,51%.
Asimismo, el organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda ha emitido 965,929 millones de los 4.751,181 demandados en letras a 6 meses. En este caso, la rentabilidad ha subido del 3,35% al 5,328% actual y se ha situado en el nivel más alto desde 1997. El interés medio, en este caso, ha pasado del 3,302% al 5,227%.
El Tesoro ha vuelto a sufrir la presión de los mercados en la primera emisión tras las elecciones que han dado la victoria al Partido Popular por mayoría absoluta y que, sin embargo, no han logrado calmar las tensiones.
De hecho, el organismo ha vuelto a subir el interés a máximos pese al vuelco electoral, tal y como ocurrió la semana pasada al emitir letras a 12 y 18 meses y obligaciones a 10 años en dos subastas que situaron la rentabilidad en máximos.
El cambio electoral tampoco se ha dejado notar en la prima de riesgo española, que sigue por encima de los 460 puntos básicos, después de haber superado el umbral de los 500 puntos la semana pasada.
Cuatro subastas más
En lo que queda de ejercicio, el Tesoro acudirá a los mercados en otras cuatro ocasiones. En concreto, realizará una emisión de letras a 12 y 18 meses el martes 13 y otra de letras a 3 y 6 meses el jueves 20.
El organismo cerrará el ejercicio con una subasta de bonos el jueves 1 de diciembre y otra de obligaciones el jueves 15 de diciembre. De hecho, el Gobierno ya ha dicho que no tiene intención de hacer cambios en el calendario previsto.
Los analistas consultados por Europa Press aseguran que las dudas de los mercados seguirán afectando al Tesoro en lo que queda de año, obligando al organismo a elevar la rentabilidad de las emisiones pendientes.