Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro coloca más de los 3.000 millones previstos pero a tipos más altos

La crisis de la deuda se expandeEFE

La demanda ha vuelto a ser alta y ha superado los 10.151 millones

El Tesoro Público ha logrado colocar 3.177 millones de euros en letras a 12 y 18 meses de este martes, aunque lo ha hecho a tipos medios de interés más altos, según datos del Banco de España. En concreto, el Tesoro ha superado el rango máximo de los objetivos de la emisión, que se habían situado entre los 2.000 y los 3.000 millones de euros. La demanda, por su parte, ha vuelto a ser alta y ha superado los 10.151 millones.
Poco después de que el Tesoro cerrara la subasta y antes de que que el ministro de Economía, Luis de Guindos, mantenga un encuentro con el presidente del BCE, Mario Draghi, la prima de riesgo ha descendido hasta los 417 puntos básicos.
En concreto, el Tesoro ha colocado 2.092 millones en letras a 12 meses de los 6.063 millones solicitados por los inversores. El tipo medio ha subido hasta el 2,623% desde el 1,418% anterior. El tipo marginal, se ha situado en el 2,738%, desde el 1,473% anterior.
Además, ha emitido 1.085 millones en letras a 18 meses de los 4.089 millones pedidos por inversores. En este caso, el tipo medio ha aumentado hasta el 3,110% desde el 1,711% anterior. En este caso, el tipo marginal ha escalado hasta el 3,200% frente al 1,770% registrado en la anterior subasta.
El Tesoro sacará este jueves al mercado una nueva emisión de bonos y obligaciones con vencimiento a 2014, con un cupón del 3,3%, y 2022, con un cupón del 5,85%, por un importe entre 1.500 y 2.500 millones de euros.
Estas emisiones se producen en el momento en que ha resurgido el rebrote de la desconfianza en los mercados, que ha disparado la prima de riesgo por encima de los 440 puntos básicos, con el bono a diez años por encima del 6%. En el momento de la emisión, el diferencial aún superaba los 430 puntos básicos.
De esta forma, las tensiones han alcanzado máximos desde que gobierna el Partido Popular, que se ha apresurado a plantear más reformas para calmar a los mercados. Así, el Ejecutivo ha anunciado su intención de reformar el sistema sanitario y la educación para ahorrar unos 10.000 millones y ha logrado sacar adelante en el Congreso el proyecto de Ley de Estabilidad Presupuestaria.
El rebrote de la desconfianza ya supuso algún problema para la última emisión del Tesoro, en la que el organismo se quedó en el mínimo fijado al colocar 2.588,65 millones en bonos y obligaciones a tipos más altos.
Esa subasta, que se celebró el miércoles 4 de abril, fue la primera tras la huelga general del 29 de marzo y la presentación de los Presupuestos del Estado, que incluyen un ajuste de 27.300 millones, el mayor de la democracia.
En dichos Presupuestos, el Gobierno calcula que el gasto por intereses de la deuda alcanzará los 28.876,03 millones de euros en 2012 teniendo en cuenta que la prima de riesgo se mantendrá entre los 305 y los 325 puntos básicos, ligeramente por debajo de los niveles actuales.