Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro coloca 4.880 millones en letras a tipos más bajos a pesar de la rebaja de S&P

Los intereses se quedan en el entorno del 2% frente al 4% de la subasta anterior

El Tesoro ha vuelto a cerrar con éxito un nuevo test del mercado al colocar 4.880,15 millones de euros en letras a 12 y 18 meses y a tipos más bajos que en la anterior subasta, con lo que continúa con la buena racha iniciada en el mes de diciembre, a pesar de la rebaja de calificación de Standard & Poor's. Además, los intereses han bajado considerablemente al quedarse en el entorno del 2%
El Tesoro ha vuelto a cerrar con éxito un nuevo test del mercado al colocar 4.880,15 millones de euros en letras a 12 y 18 meses y a tipos más bajos que en la anterior subasta, con lo que continúa con la buena racha iniciada en el mes de diciembre, a pesar de la rebaja de calificación de Standard & Poor's.
De esta forma, el Tesoro se ha quedado en la parte alta del rango, ya que esperaba captar entre 4.000 millones y 5.000 millones de euros. La demanda, por su parte, ha vuelto a ser muy elevada y ha superado los 16.000 millones.
Los intereses, además, han bajado considerablemente en esta emisión y se han quedado en el entorno del 2% frente al 4% registrado en la última subasta de este papel y tras los descensos registrados en las dos emisiones anteriores.
En concreto, el Tesoro ha colocado 3.007,05 millones de los 10.658,74 solicitados por los inversores en letras a 12 meses. El tipo de interés medio de este tipo de papel medio ha bajado del 4,050% al 2,049%, mientras que el interés marginal se ha quedado en el 2,150% frente al 4,088% de la anterior emisión.
Además, ha emitido 1.873,10 millones en letras a 18 meses de los 6.054,94 pedidos. En este caso, el tipo de interés medio se ha quedado en el 2,399% frente al 4,226% registrado en la subasta del 13 de diciembre, mientras que el marginal se ha quedado en el 2,490% frente al 4,250%.
El Tesoro no emitía este papel desde el 13 de diciembre, cuando el organismo colocó casi 5.000 millones a tipos considerablemente más bajos después de que en el mes de noviembre los intereses de las letras llegaran a superar el 5%.
La subasta de diciembre fue la primera en la que el Tesoro superó sus objetivos de emisión, algo que repitió en la última emisión de 2011 y en la primera de 2012, cuando el equipo de Mariano Rajoy ya había llegado a la Moncloa y había anunciado sus primeras medidas.
De hecho, en dicha emisión, que se celebró la semana pasada, el Tesoro colocó casi 10.000 millones, el doble de lo previsto, en bonos a tres y cuatro años gracias a la moderación de los tipos de interés y a la alta demanda.
La emisión de este martes, la primera de letras en lo que va de año, también es la primera desde que Standard & Poor's decidiera realizar el pasado viernes una rebaja de notas generalizada que afectó a nueve países de la eurozona.
De hecho, España sufrió una rebaja de dos escalones, mientras que otros países como Francia y Austria perdieron la triple A. Alemania, Finlandia, Luxemburgo y Países Bajos se salvaron de la rebaja y lograron mantener la máxima nota.
Algunos analistas achacan la buena racha del Tesoro al miedo a que lleguen tiempos peores y otros lo limitan a la intervención del Banco Central Europeo (BCE) desde que en diciembre decidiera ofrecer financiación ilimitada a las entidades europeas.
EL JUEVES, BONOS A DIEZ AÑOS
El jueves el Tesoro volverá a someterse a los mercados en subasta en la que intentará colocar hasta 4.500 millones en bonos con vencimiento a 31 de octubre de 2016, obligaciones con vencimiento a 30 julio de 2019 y obligaciones con cupón 5,85% a pagar el 31 de enero de 2022. En el mes de enero, realizará otra emisión más el día 24 (letras a 3 y 6 meses).
A lo largo de 2012, el Tesoro emitirá 86.000 millones de euros brutos en deuda a medio y largo plazo, un 10% menos que en 2011, cuando se emitieron 95.600 millones brutos. La emisión neta se situará en 36.000 millones de euros, frente a los 48.600 millones de euros de 2011.