Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El impulso de Telefónica permite al Ibex ganar un 0,5% y quedarse a las puertas de los 9.000 puntos

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este lunes con una subida del 0,5%, lo que ha llevado al selectivo a quedarse a las puertas de los 9.000 enteros (8.953,3) gracias al buen desempeño de Telefónica, que ha ganado un 1,72%.
Los títulos de la compañía de telecomunicaciones han alcanzado los 9,335 euros después de dar a conocer sus intenciones de sacar a Bolsa Telxius, sin perder el control de la filial, y la venta de un porcentaje o salida a Bolsa de su filial británica O2.
También ha sido una buena jornada para Técnicas Reunidas, líder de la sesión con un repunte del 1,79%, ACS (+1,72%), Acerinox (+1,71%) y Red Eléctrica (+1,19%).
Por el contrario, Grifols ha cerrado la jornada como 'farolillo rojo' con un retroceso del 0,67%, seguido de Viscofan (-0,32%), IAG (-0,25%), Sabadell (-0,24%) y Merlin (-0,23%).
Salvo Repsol, que ha retrocedido un 0,04%, el resto de los grandes valores se ha mantenido en positivo, con Telefónica a la cabeza. Iberdrola ha ganado un 0,54%, Santander un 0,53%, Endesa un 0,34%, BBVA un 0,1% e Inditex un 0,07%.
De este modo, el selectivo español ha encabezado las subidas en Europa, mejorando los avances de Londres (+0,1%) y París (+0,1%). Londres, por su parte, ha retrocedido un 0,1%.
En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 105,6 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,004%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1146 dólares.
El estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón ha señalado que las Bolsas continúan mostrando "una alegría tranquila" tras conocerse el pasado viernes el dato de empleo americano, que enfrían las opciones de una inminente subida de tipos de interés en Estados Unidos.
No obstante, advierte de que los "potenciales continúan agotándose, al igual que la volatilidad", y adelanta que su vuelta podría cambiar el escenario de las Bolsas en el corto plazo.