Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica 1.000 millones de euros en deuda híbrida a 5 años entre inversores cualificados

Telefónica Europe, filial de Telefónica, ha colocado 1.000 millones de euros en obligaciones perpetuas subordinadas con vencimiento a cinco años, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La emisión, que ha alcanzado una demanda cercana a los 4.800 millones de euros, se ha colocado a un precio de 385,8 puntos básicos sobre midswap (índice de referencia para tipos de interés fijos), y devengarán un interés fijo del 3,75% anual desde la fecha de emisión hasta el 15 de marzo de 2022, según informaron a Europa Press en fuentes del mercado.
BofA Merrill Lynch, BNP Paribas, RBS, Societé Generale y Unicredit han actuado como colocadores de esta emisión, garantizada de forma incondicional por Telefónica.
Las obligaciones, dirigidas exclusivamente a inversores cualificados, tendrán un importe nominal unitario de 100.000 euros y tendrán carácter perpetuo, si bien serán amortizables a opción del emisor a partir del 15 de marzo de 2022 y en cualquier momento en caso de que se materialicen determinados supuestos previstos en los términos y condiciones de las obligaciones.
Telefónica Europa podrá también diferir el pago de los intereses devengados por las obligaciones, a su sola discreción, sin que ello suponga un supuesto de incumplimiento.
La suscripción y desembolso de las obligaciones se producirá previsiblemente el 15 de septiembre.
La emisión de bonos híbridos por parte de Telefónica se inscribe en su plan encaminado a reducir su deuda a medio plazo a niveles más sostenibles, y se lanza después de que la agencia de calificación Fitch rebajara su rating esta semana en un peldaño al considerar "poco probable" que la compañía que preside José María Álvarez Pallete reduzca este año su nivel de apalancamiento en línea con lo estimado por la firma de calificación.
Según la agencia, la operadora registra una "presión más elevada de lo esperado en su cash flow o los fondos de operaciones, ante los gastos que afronta por su reestructuración y el efecto de los cambios de divisas, entre otros factores".
Fitch también atribuye la rebaja de calificación, desde 'BBB+' hasta 'BBB', a la exposición de Telefónica a países que no cuentan con grado de inversión, como es el caso de Brasil.