Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica es la empresa española no financiera con más efectivo en su balance, según Moody's

Telefónica es la empresa española no financiera que más efectivo tenía en su balance a finales de 2016, según un informe elaborado por la agencia de calificación crediticia Moody's, que señala que las compañías no financieras de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) cerraron el pasado año con 974.000 millones de euros de efectivo, un 6% más que el año anterior.
En concreto, la agencia de calificación apunta que el efectivo en el balance de Telefónica ascendía a finales de 2016 a 6.690 millones de euros, lo que la sitúa por delante de otras empresas españolas como Repsol, Gas Natural, Iberdrola y OHL.
España es el único de los principales países europeas en el que una compañía del sector de las telecomunicaciones es la empresa que más efectivo tiene, ya que en gran parte del resto economías este puesto lo ocupan compañías del sector energético.
En concreto, Électricité de France (EDF) es la empresa con más efectivo de Francia y de Europa con 32.636 millones de euros, mientras que en Alemania la que más tiene es Volkswagen, con 29.235 millones de euros, y en Reino Unido es BP con 20.355 millones de euros.
Por su parte, Rosfnet es la firma con más efectivo de Rusia con 19.212 millones de euros; Royal Dutch Shell, la de Países Bajos con 18.137 millones de euros; Poste Italiana, la de Italia con 14.717 millones de euros, y Nestlé, la de Suiza con 8.672 millones de euros.
Ninguna empresa española logra colarse así entre las diez compañías de la región EMEA con más efectivo, que son EDF, Volkswagen, Total, BP, Rosneft, Daimler, Royal Ductch Shell, Fiat, Grazprom y SABIC (Saudi Basic Industries Corporation).
En este sentido, apunta que las cinco empresas con más efectivo de Europa tienen el 14% del total de la región, porcentaje inferior al 16% de 2015, lo que contrasta con Estados Unidos, donde el efectivo en mano de las cinco mayores no ha parado de crecer en los últimos años y supone ya un tercio del total.
Otra diferencia es que las empresas con más efectivo en Europa pertenecen a sectores como el energético, el motor, las telecomunicaciones y la empresas de servicios públicos, mientras que en Estados Unidos el ranking está claramente dominado por las empresas tecnológicas.
Moody's también remarca que las cinco empresas con más efectivo de Alemania, Francia y Reino Unido tienen casi la mitad del total de todas las empresas domiciliadas en sus países, mientras que en Rusia y Países Bajos el 'top cinco' copan alrededor de dos tercios.
Por otro lado, el informe, que utiliza los datos de finales de 2016 de 699 empresas no financieras de la región EMEA que califica, también señala que el ratio de efectivo respecto a los ingresos ha alcanzado alrededor del 15%, su nivel más alto en siete años.