Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica decide amortizar el 1,5% del capital pese al fracaso de la venta de O2

Telefónica ha decidido proceder con la reducción de un 1,5% de su capital social mediante la amortización de 74,6 millones de acciones propias, una de las medidas aprobadas en la última junta general de accionistas pero que había quedado suspendida por el fracaso de la venta de su filial en Reino Unido O2.
En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica informa de que el consejo de administración de la compañía ha decidido en su sesión celebrada este miércoles "renunciar a la condición suspensiva" establecida para la amortización de acciones propias.
En consecuencia, señala que la compañía procederá a ejecutar la correspondiente reducción del capital social mediante la amortización de 74.627.988 acciones propias, que representan, aproximadamente, el 1,5% de dicho capital.
En este sentido, añade que en los próximos días se llevarán a cabo los trámites oportunos para la ejecución de dicha reducción y señala que se informará oportunamente de estos detalles mediante el correspondiente hecho relevante a la CNMV.
La junta general de accionistas de Telefónica celebrada el pasado 12 de mayo aprobó la reducción de capital social mediante la amortización de más de 74,6 millones de acciones en autocartera, en línea con su objetivo de amortizar acciones propias por un total del 1,5% del capital como parte de la política de retribución al accionista.
Sin embargo, la eficacia de este acuerdo estaba condicionada suspensivamente a la recepción efectiva de los fondos procedentes del cierre de la venta de las operaciones del grupo en el Reino Unido a Hutchison Whampoa, proceso que no salió adelante al ser bloqueado por la Comisión Europea.
El resultado de la venta de O2 también condicionaba la forma en la que Telefónica abonará el dividendo correspondiente al ejercicio 2016, que se compondrá de un primer tramo de 0,35 euros por acción a pagar a partir del próximo mes de noviembre, que podría tener la fórmula de 'scrip dividend' tras el fracaso de la operación, y de un segundo tramo de 0,40 euros por acción a distribuir en el primer semestre de 2017.