Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tejerina señala necesidad de equilibrar pesca y sostenibilidad tras críticas por recorte en jurel cantábrico

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha defendido este lunes como un éxito que España lograra "amortiguar" del 45 al 23 % el recorte en la pesca de jurel cantábrico que ha acordado la Unión Europea para el próximo año, al tiempo que ha advertido de la necesidad de lograr un "equilibrio" entre los intereses del sector y los criterios medioambientales para proteger la actividad pesquera a largo plazo.
"Tenemos que, velando también por los intereses del sector pesquero, buscar el equilibrio entre las cuestiones medioambientales y las socioeconómicas", ha declarado la ministra a la prensa en Bruselas, en donde asiste a un consejo de ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea.
García Tejerina ha recordado que la Política Pesquera Común (PPC) "obliga" a preocuparse también por el futuro de los recursos pesqueros y ha insistido en que si se deterioran las pesquerías en las que tiene interés la flota comunitaria, entonces "el mayor daño que se puede hacer es a la actividad pesquera".
La Comisión Europea presentó una propuesta para el reparto de los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuota del próximo año que imponía un recorte del 45 % para la pesca del jurel en el Cantábrico y de un 36 % para la merluza del sur, dos de las pesquerías de mayor interés para España.
El resultado de las negociaciones a Veintiocho de la semana pasada dejó la rebata de la cuota del jurel en un 23 % y la de la merluza ibérica en un 1,4%.
En opinión de la ministra, estos resultados suponen un "éxito, sin lugar a dudas", para la flota, porque se tuvo en cuenta el "énfasis en las cuestiones socioeconómicas" defendidas por la delegación española.
Se trata de un recurso natural cuya producción no se puede "forzar" como en el caso de la ganadería, ha señalado la ministra, sino que su producción se basa en las reservas del mar, por lo que cuidar los caladeros supone "cuidar el modo de vida" del sector.
El sector cerquero, sin embargo, ha criticado el recorte aceptado para el jurel y alerta de que la escasez de cuota puede traducirse para muchos en tener que amarrar los buques o aplazar su renovación.
Sobre la posibilidad de modificar el reparto para atenuar el impacto de este recorte, García Tejerina ha asegurado que se puede "volver a considerar" fórmulas que ya se han puesto en práctica, en referencia al traspaso de cuota del Gran Sol al Cantábrico que se aplicó este 2016 a cambio de otras cuotas. La posibilidad de un ajuste, sin embargo, deberá hacerse teniendo en cuenta que existen "normas ya establecidas que marcan los criterios de reparto".