Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TUE valida la nacionalización del banco irlandés IL&P

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha validado este martes la nacionalización de la entidad financiera irlandesa IL&P, al considerar que la normativa comunitaria no se opone al aumento del capital de un banco sin el acuerdo de la junta general en una situación "grave" y que el interés de accionistas y acreedores no puede prevalecer "en todo caso" sobre el interés público.
La justicia europea resuelve así a la cuestión elevada por el Tribunal Supremo de Irlanda sobre el caso, después de que varios accionistas de ILPGH (la sociedad titular del capital social de IL&P) pidieran la anulación del requerimiento judicial que permitió al Gobierno del país nacionalizar la entidad.
En el marco del rescate de la economía irlandesa, Dublín presentó a los accionistas de ILPGH una propuesta con el objetivo de facilitar la recapitalización de la entidad, que fue rechazada por la junta general. El Gobierno obtuvo entonces el permiso de los tribunales para exigir la emisión de nuevas acciones en favor del ministerio de Hacienda, que se hizo con el 99,2% del capital de la sociedad.
En su sentencia, el TUE destaca que la legislación europea no es contraria a una medida "excepcional" que adopte un país de la UE "en una situación de grave perturbación de la economía y del sistema financiero", aunque no cuente con la aprobación de la junta general de la sociedad, con el objetivo de "evitar un riesgo sistémico y garantizar la estabilidad financiera" de la UE.
En la misma línea, el Tribunal de Justicia remarca que "si bien hay un claro interés público en garantizar en toda la UE una protección fuerte y coherente de los accionistas y acreedores, no puede considerarse que ese interés prevalezca en todo caso sobre el interés público, "consistente en garantizar la estabilidad del sistema financiero".
Además, la justicia europea recuerda que el Tribunal Supremo de Irlanda llegó a la conclusión de que la propuesta formulada por Dublín era "el único medio de garantizar" en ese momento la recapitalización del IL&P "necesaria para evitar la insolvencia" y "prevenir con ello una seria amenaza para la estabilidad financiera de la Unión".