Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TUE desestima el recurso de un banco regional alemán que intentó sortear la supervisión directa del BCE

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha desestimado este martes el recurso de un banco de inversiones regional alemán que había intentado evitar la supervisión directa del Banco Central Europeo (BCE) al entender que no debía ser clasificado como "entidad significativa".
El Landeskreditbank Baden-Württemberg _ Förderbank, banco de inversiones y desarrollo del Land de Baden-Wurtemberg (Alemania) interpuso un recurso ante la justicia europea contra la decisión del BCE de clasificarlo como "entidad significativa".
Esta clasificación supone que la entidad queda sometida a la supervisión directa del banco central en el marco del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), mientras que aquellas consideradas como "menos significativas" están sometidas a la supervisión directa de las autoridades nacionales dentro del MUS.
El Landeskreditbank consideraba que, dado su bajo perfil de riesgo, la supervisión ejercida por las autoridades alemanas sería suficiente para garantizar la estabilidad financiera, por lo que defendía que debía ser considerada como una entidad "menos significativa".
El tribunal con sede en Luxemburgo ha desestimado el recurso del banco de inversiones alemán y ha señalado que la supervisión directa de las entidades "menos significativas" no implica el ejercicio de una competencia autónoma, sino "el ejercicio de una forma descentralizada de una competencia exclusiva del BCE".
Además, el TUE ha recordado que un banco será clasificado como "entidad significativa" cuando, entre otros supuestos, el valor de sus activos supere los 30.000 millones de euros y sólo pueden decidirse no aplicar esta clasificación si se dan unas circunstancias específicas que demuestran que la supervisión de las autoridades nacionales permite conseguir los objetivos y realizar los principios de la normativa con "mayor eficacia".
En el caso del Landeskreditbank, la sentencia afirma que la entidad no alegó que las autoridades alemanas podrían conseguir tales objetivos y principios, sino que se limitó a "tratar de demostrar que la supervisión ejercida por dichas autoridades era suficiente".