Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stiglitz tacha a Trump de "defraudador jefe" y pide a la UE que tome el relevo en liderazgo contra la evasión

El Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz, ha pedido este miércoles a la Unión Europea que asuma el liderazgo en la lucha contra la evasión y fraude fiscal, en un momento en el que duda de que Estados Unidos siga ese camino cuando asuma la presidencia del país Donald Trump, al que ha definido como el "defraudador jefe".
"Mi Gobierno ha hecho algunas cosas (en la lucha contra la evasión fiscal), pero no tengo mucha confianza. Con la nueva Administración Trump esto no va a seguir, porque este señor es un evasor de tomo y lomo", ha lamentado Stiglitz en un debate con la comisión del Parlamento Europeo que investiga el escándalo de los 'papeles de Panamá'.
"Por eso es tan importante que ustedes, los europeos, sigan adelante con este esfuerzo, o el esfuerzo se desvanecerá", ha insistido, para pedir a los eurodiputados y a los Estados miembros que representan medidas efectivas contra el blanqueo y el fraude.
El estadounidense, que ha definido al presidente electo de Estados Unidos como el "defraudador jefe", ha insistido en que los paraísos fiscales y las entidades opacas que ayudan a evadir y blanquear dinero tienen un "efecto pernicioso" en toda la sociedad.
Así, ha subrayado la necesidad de reforzar las normas de transparencia, ha mostrado su oposición al secreto fiscal y ha pedido a la Unión Europea que "asuma la responsabilidad de poner en evidencia" y "sacar a la luz" tanto a las empresas que defraudan como a los países o paraísos fiscales que les ayudan.
Stiglitz ha apuntado como pasos necesarios la creación de registros públicos de los propietarios efectivos de empresas, para que tanto quienes han de hacer cumplir la ley como quienes quieran informar de ello, puedan tener acceso a la información.
En este sentido, el Nobel de Economía ha advertido de la importancia que han jugado las investigaciones periodísticas que han permitido destapar escándalos de paraísos fiscales y ha pedido leyes que les protejan de represalias. Los denunciantes, ha dicho, deben tener "incentivos" y se debería colocar en la lista negra de países a aquellos que persiguen a los delatores.
También ha pedido un régimen de sanciones "muy robusto y muy firme" para castigar a las empresas y países que violan las normas fiscales y de transparencia, por ejemplo negando la licencia de actividad a las sociedad defraudadoras o aislando a los países.