Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

S&P mejora la perspectiva de los ratings de cinco comunidades

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha mejorado de 'negativa' a 'estable' la perspectiva del rating 'BBB-' de las comunidades autónomas de Madrid, Galicia, Extremadura, Canarias y Aragón, mientras que ha mantenido en 'negativa' la de las notas de Comunidad Valencia, Cataluña, Baleares y Andalucía.

Según explica S&P, esta mejora de la perspectiva de cinco comunidades autónomas se produce como consecuencia de la decisión adoptada por la agencia el pasado 29 de noviembre, cuando elevó en los mismo términos la perspectiva del rating soberano 'BBB-' de España.

En el caso de Madrid, Galicia y Aragón, destaca que las tres autonomías no cumplen con los criterios que permiten calificar a un gobierno regional o local con una mejor nota que la del país al que pertenecen y que, en caso de un escenario de estrés, no podrían mantener una características crediticias más resistentes que las del soberano.

Asimismo, subraya que su economía está "altamente correlacionada" con la de España, así como que estas autonomías tienen sólo una "limitada capacidad" para oponerse a reformas de su marco institucional y gran parte de sus ingresos proceden de transferencias del gobierno central.

Respecto a su perspectiva 'estable', indica que cualquier movimiento en el rating de España al alza o la baja se le aplicará a estas comunidades autónomas si su economía continúa comportándose como recoge el escenario base.

Acerca de Extremadura y Canarias, la agencia prevé que ambas comunidades no se desvíen "significativamente" de los objetivos fiscales marcados para 2013-2015 y advierte de que su "débil" desempeño presupuestario sigue limitando su calificación.

Por este motivo, señala que podría bajar su rating tanto en caso de un recorte de la nota de España como si, en contra de sus expectativas, se deteriora su posición de liquidez y se incumplen los objetivos déficit, reflejando así un comportamiento presupuestario más acorde con su escenario más negativo.

Perspectiva negativa

Por otro lado, S&P explica que ha confirmado el rating de la Comunidad Valenciana ('BB-'), Cataluña ('BB') y Baleares y Andalucia ('BBB-') al considerar que continuarán reduciendo su déficit, desviándose "únicamente de forma moderada" de los objetivos marcados, y que seguirán teniendo acceso a la liquidez aportada por el Gobierno central.

Sin embargo, la decisión de mantener la perspectiva 'negativa' a Valencia y Cataluña refleja el riesgo de que el proceso de consolidación fiscal pierda impulso en ambas comunidades, dañando un perfil crediticio "ya débil". En el caso de Baleares, apunta a la posibilidad que no se produzcan avances en el ajuste presupuestario.

Respecto a Andalucía, incide en que su elevado nivel de deuda y los aún altos déficits limitan su solvencia, y explica que la perspectiva 'negativa' incluye el temor de la agencia a que la economía andaluza se comporte como recoge en su escenario más negativo, desviándose "significativamente" de los objetivos de déficit.