Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Serna se "hace a un lado" porque la "responsabilidad" de la huelga es de sindicatos y patronal

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, asegura que su Departamento "tiene que hacerse a un lado" ante la huelga de los estibadores en los puertos, al considerar que "al Gobierno ya ha hecho todo lo posible" y que ahora "el 100% de la responsabilidad" ante el paro "corresponde a sindicatos y patronal del sector".
"El Ministerio ahora mismo tiene que hacerse a un lado, porque la negociación tiene que hacerse entre los sindicatos y las empresas", ha asegurado de el ministro, quien ha insistido en "la necesidad de que se llegue a un acuerdo".
De la Serna considera "fundamental" que se siga negociando "y que se suspenda una huelga cuyos principales afectados van a ser los trabajadores".
"Pero el cien por cien de la responsabilidad para que se revierta la huelga de estibadores le corresponde a los sindicatos y a la patronal, porque el Gobierno ya ha hecho todo lo posible con instrumentos tan poderosos como el programa de ayudas incluido en el Real Decreto que acompaña a la reforma del sector, cuya tramitación se está iniciando para poder tenerlo lo antes posible", declaró.
El titular de Fomento incidió en la urgencia de que se detenga la huelga, al asegurar que "está causando graves problemas para la economía del país y al conjunto de los puertos españoles", a razón de "doce millones de euros por cada día de huelga".
En este sentido, indicó que "las compañías están tomando decisiones para no descargar en los puertos españoles", de forma que ayer miércoles, primer día del paro de 48 horas, "muchas de estas empresas ni siquiera reclamaron la disposición de trabajadores porque habían tomado con anterioridad la decisión de no llegar a España".
"Pero lo más lamentable de esta situación es que hay constancia de desvíos permanentes de tráfico hacia otros puertos", como es el caso de algunas empresas que han desviado más de 500.000 movimientos, provocados "por la propia huelga".
No obstante, aseguró que los paros se están desarrollando con "normalidad total en los puertos" y que se están cumpliendo los servicios mínimos, "que ayer fueron ratificados en su totalidad por la Audiencia Nacional", recordó.