Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Serna tilda de "pésima noticia" la huelga de 48 horas en los puertos por su daño a la economía

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha considerado una "pésima noticia" el hecho de que los estibadores finalmente secunden a partir de mañana una huelga de 48 horas en los puertos tras no lograr un acuerdo este martes con la patronal Anesco.
"Es una pésima noticia", sentenció el ministro. "El hecho de que no alcanzaran un acuerdo hoy es una muy mala noticia, pero peor noticia es que mantengan la huelga, porque una huelga de 48 horas en los puertos españoles lo único que va a conseguir es generar un daño general al conjunto de la economía española", añadió.
De la Serna alertó además del efecto que los paros de los estibadores puede tener sobre los propios empleos de estos trabajadores en el caso de que, ante la conflictividad, las navieras sigan decidiendo desviar tráficos a otros puertos.
No obstante, el ministro descartó una vez más que el Gobierno vaya a implicarse para mediar entre la patronal Anesco y los sindicatos de gremio (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO., CGT y CIG), al asegurar que ahora, una vez aprobada la reforma legal del sector, el conflicto se circunsbribe en la negociación colectiva.
"El Gobierno se ha implicado de una manera muy activa en todo el proceso, pero ahora el 100% de la responsabilidad sólo reside en que sindicatos y trabajadores lleguen a un punto de acuerdo", declaró en los pasillos del Congreso.
El Ejecutivo aprobó el pasado mes de mayo el Decreto Ley para reformar el régimen legal del sector de la estiba con el fin de adecuarla a la normativa europea, evitar una multa de la UE y liberalizar el sector.
La negociación que sindicatos y patronal del ramo mantienen abierta sobre el nuevo convenio tras esta reestructuración mantiene vivo el conflicto que surgió en el sector hace cuatro meses, cuando en febrero el Gobierno emprendió la reforma.
Se trata de uno de los sectores clave de la economía, dado que es el que garantiza la carga y descarga de los barcos en los puertos, las instalaciones por las que cada año pasan el 86% de los productos que entran en el país y el 60% de los que salen, en total, mercancías valoradas en unos 350.000 millones.