Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Serna señala que la huelga de estibadores transcurre "sin incidentes reseñables" e insta a negociar

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado que la jornada de huelga este lunes convocada por los sindicatos de estibadores en la red de puertos españoles transcurre "sin incidentes reseñables" y ha instado a ambas partes, a los sindicatos y a la patronal, a negociar porque esta situación "está originando y va a seguir originando pérdidas económicas para el conjunto de los españoles".
En declaraciones a los periodistas en Lepe (Huelva) durante una visita al enlace Lepe Oeste --conexión futura vía de servicio al Chare 'Costa occidental de Huelva', en la autovía A-49 del V Centenario--, y preguntado por este asunto, el ministro ha precisado que en la huelga "se están cumpliendo en los términos establecidos en la convocatoria".
A lo largo de la mañana los servicios mínimos se han cumplido con "normalidad, se han reducido los trabajos fruto de este seguimiento, el seguimiento ha sido del 100 por cien, salvo en Cartagena que cuenta con una singularidad especial", ha remarcado de la Serna.
A su vez, en cuanto a los incidentes, ha precisado que "no ha habido ninguno reseñable, excepto en Motril en el buque Motril-Tánger, en el que no se han cumplido los servicios mínimos, o en Ferrol, donde se ha impedido la operativa de un buque por intervención de los estibadores".
Al respecto, ha señalado que se está parando en horas impares y trabajando en las pares, así como que en general se están respetando los servicios mínimos decretados por la resolución del Ministerio de Fomento. Del mismo modo, ha remarcado que "la normalidad está garantziada y seguiremos evaluando la huelga".
No obstante, ha insistido en "la necesidad de que tanto los sindicatos como las empresas se sienten a negociar porque la huelga no favorece el clima de normalidad que tiene que presidir una negociación entre sindicatos y la patronal".
Por tanto, entiende que "lo normal sería sentarse de nuevo en un clima de diálogo abierto para cerrar un acuerdo que permita, tal y como está concretado en el Decreto Ley, el mantenimiento del empleo y la mejora de la productividad de los puertos españoles".