Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seat presenta esta semana la quinta generación del Ibiza, su modelo más longevo

Seat presentará este próximo martes en Barcelona y en primicia mundial la nueva generación del Ibiza, la que será la quinta del modelo más longevo de la historia de la automovilística de Martorell (Barcelona).
Será en un evento en el centro comercial Las Arenas de Barcelona, que reunirá a una selección de más de 150 medios de comunicación nacionales e internacionales, mientras que la presentación oficial del nuevo modelo tendrá lugar en el Salón del Automóvil de Ginebra, la primera semana de marzo.
La generación actual se lanzó a mediados de 2008, aunque en 2012 se hizo una renovación de la gama con un rediseño exterior y mejoras en el interior y una serie de motorizaciones con mayor grado de eficiencia, y ha llegado al final de su ciclo manteniendo un nivel de ventas de alrededor de las 150.000 unidades (152.100 en 2016).
El Seat Ibiza fue durante 30 años el modelo más vendido por la firma en todo el mundo, superado desde finales de 2014 por el Seat León, que consiguió alcanzar el nivel de éxito del modelo icónico de la marca de Martorell con 154.100 unidades vendidas en 2014 frente a las 150.000 del Ibiza.
32 AÑOS DE HISTORIA
La primera generación de este modelo fue lanzada al mercado en 1984, diseñado por Giorgetto Giugiaro y fabricado en la planta de la Zona Franca de Barcelona, y en sus más de 30 años de historia ha vendido más de 5,4 millones de unidades, lo que lo convierte en el modelo con más ventas de la compañía.
Hasta 1993, la actividad de la marca se había concentrado en la fábrica de la Zona Franca, pero la entrada de Seat en grupo Volskwagen, la buena acogida en el mercado de los nuevos modelos y la necesidad de aumentar la capacidad de producción reclamaron una nueva planta.
Así, la segunda generación del Ibiza se convirtió en el primer vehículo fabricado en la entonces nueva planta de Seat en Martorell, donde cada día se producen en la línea 1 cerca de 700 Ibiza, empleando directamente a 1.700 personas.
La tercera generación llegó en 2002, de la mano del que fue hasta hace un año el director de Diseño del grupo Volkswagen, Walter de Silva, mientras que quien lideró la cuarta generación fue Luc Donckerwolke.