Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Santander reafirma su compromiso de elevar el dividendo y el beneficio hasta 2018 pese al Brexit

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha reafirmado el compromiso de la entidad de elevar el dividendo y el beneficio por acción en los próximos tres años, a pesar del entorno macroeconómico "más difícil" derivado del Brexit. De este modo, el banco mantiene su plan de aumento del beneficio por acción a doble dígito en 2018.
Con motivo del 'Investor Day' que celebra la entidad en Londres, la presidenta del Santander ha descrito un contexto "significativamente peor" que el previsto hace justo un año, sobre todo por las caída histórica del Euríbor a tipos negativos por octavo mes consecutivo y el impacto del Brexit sobre el PIB de Reino Unido, uno de los principales mercados en los que opera la entidad.
"Tenemos una estrategia clara y definida que nos está permitiendo ganar la confianza y fidelidad de los clientes en los diez mercados principales. Gracias a nuestro modelo de negocio generamos rentabilidades sostenibles y predecibles, y estamos cumpliendo nuestros compromisos financieros y comerciales en un entorno más complejo", ha afirmado tajante Botín ante los inversores y analistas para actualizar la visión del Plan Estratégico 2016-2018 del Santander.
En este sentido, la presidenta del Santander ha subrayado el empeoramiento de las previsiones de crecimiento en la mayoría de los mercados en los que el Santander está presente y ha advertido sobre la "presión" regulatoria y fiscal, según consta en la documentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Ante el deterioro en las expectativas de crecimiento en varios países en los que opera el grupo, la presidenta del Santander ha recordado que esto ha provocado la depreciación de "buena parte" de las divisas frente al euro y que las expectativas de bajos tipos de interés "se prolonguen en el tiempo".
El banco ha confirmado también que alcanzará 18,5 millones de clientes vinculados en 2018 y pasará de 15 millones a 30 millones de clientes digitales. En los últimos doce meses, el número de clientes vinculados de la entidad ha aumentado un 10%, hasta 14,4 millones, y los digitales un 23%, hasta 19,1 millones. Además, la cuota de mercado en pymes y empresas ha mejorado en casi medio punto.
Por su parte, el consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ha puesto en valor la diversificación geográfica del grupo, ya que ofrece al Santander una "clara ventaja competitiva" para aprovechar la mejora del entorno económico.