Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanchís admite que viajó a Suiza tras de cerrar "un préstamo" de 3 millones de Bárcenas

Ángel Sanchís declara como imputado ante el juez Pablo Ruz, por el caso GürtelEFE

El extesorero de Alianza Popular (AP) Ángel Sanchís ha admitido ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que viajó a Suiza un mes después de recibir de tres millones de euros de una sociedad de Luis Bárcenas que él ha tratado de justificar como "un préstamo legal" que necesitaba para desarrollar sus negocios, informaron fuentes jurídicas.

Sanchís, que ha declarado como imputado durante algo más de dos horas en la causa en la que se investigan las actividades de la trama 'Gürtel', ha reconocido que realizó dos visitas al Dresdner Bank de Ginebra, donde Bárcenas llegó a acumular 22 millones de euros, el 21 de febrero y el 10 de marzo de 2009, poco después del arresto de los supuestos cabecillas de la red.
Sin embargo, el que fuera tesorero de AP entre 1982 y 1987 ha aportado el contrato del supuesto préstamo, que se firmó el 24 de febrero de ese año y tenía un periodo de carencia para empezar a ser devuelto de cinco años, según las citadas fuentes.
En este punto, las fiscales Anticorrupción Concha Sabadell y Concha Nicolás le han preguntado por qué volvió a viajar a Suiza después de cerrar el préstamo y si esta segunda visita no resultaba innecesaria, a lo que Sanchís ha contestado que era para acabar de concretar la operación.
"Soy un asesor de mis hijos"
De igual modo, el exdirigente 'popular' ha señalado que nunca ha sido "socio" del extesorero del PP en la empresa La Moraleja, que ha definido como "la mayor explotación del mundo de cítricos, con más de 17.000 hectáreas".
"Hoy no tengo ninguna participación ni ninguna acción, todo es de mis hijos, soy un mero asesor de mis hijos y quiero vivir con mi mujer y terminar mi vida como empecé", ha asegurado, según las citadas fuentes.
A su salida de la Audiencia Nacional, Sanchís ha señalado que ha contestado a "todo" lo que le ha preguntado el juez Ruz y ha negado que ayudara a Bárcenas a ocultar su patrimonio después de su imputación en el 'caso Gürtel'. "Obviamente no", se ha limitado a decir.
De Badajoz a Suiza
El compareciente también ha aprovechado su intervención ante el juez para explicar el inicio de su relación con Bárcenas, al que dio trabajo con 23 años como administrador de una empresa que montó en Badajoz. Cuando en 1982, el presidente de AP, Manuel Fraga, le llamó para encargarse de la tesorería del partido, le dijo que se llevara a "cinco personas de confianza".
Entre los elegidos, según ha relatado Sanchís ante el juez, se encontraban tanto Bárcenas como Francisco Yáñez, padre de Iván Yáñez, al que treinta años después el responsable de las finanzas del PP nombró como apoderado de todas sus cuentas en el Dresdner Bank de Ginebra.
Desvío de dinero a Estados Unidos
Ruz atribuye a Sanchís un delito de blanqueo de capitales al entender que, tras conocer la investigación seguida contra Bárcenas, contactó con los gestores de sus cuentas en Suiza para cooperar en la ocultación de sus fondos a través de una cuenta en Estados Unidos de la sociedad Brixco S.A., que se dedicaba, según ha explicado Sanchís, a la comercialización de los productos de La Moraleja.
Tras estallar el 'caso Gürtel', Bárcenas transfirió unos 4,5 millones de euros de su cuenta en Suiza a varias cuentas en Estados Unidos, 2,5 millones a una cuenta de Brixco y Lindmel International en el HSBC de Nueva York y otros 2 a una cuenta en el banco UBS AG de la sociedad bursátil PT Bex.
La imputación se produjo después de que las fiscales del caso, Concha Sabadell y Miriam Segura, interesasen la medida a la vista de la declaración prestada por Bárcenas en la Audiencia Nacional el pasado 25 de febrero y de otros datos recabados en la causa a través de las comisiones rogatorias que se han librado.
La documentación remitida por las autoridades helvéticas y las declaraciones prestadas por los imputados Luis Bárcenas y su apoderado Iván Yáñez vincularon la citada cuenta con Sanchís, una relación que se ha visto corroborada por las transferencias efectuadas desde Suiza a Brixco. Las autoridades estadounidenses, además, revelaron que el saldo que esta entidad mantenía en la cuenta del HSBC habría disminuido en 100.000 dólares en marzo pasado.
Según el informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que obra en la causa, Bárcenas quiso ocultar la existencia de sus fondos, de procedencia indiciariamente ilícita, y diversificarlos mediante el poder que otorgó a una persona de confianza en Suiza para que pudiera operar con total libertad con su capital. Una parte de los millones desviados fueron a parar a la sociedad Brixco.
Préstamo a unos inversores
El supuesto testaferro de Bárcenas, Iván Yáñez, explicó ante el juez que transfirió 3,5 millones al HSBC de Nueva York como devolución de un dinero que le había confiado la cartera de inversores que dirigía Edgardo Patricio Bel, presidente y propietario de 120.000 acciones de Tesedul, y que también transfirió un millón al UBS AG de Stanford como préstamo al extesorero del Partido Popular (PP) Angel Sanchís.
En declaraciones a Europa Press, Sanchís negó los cargos que indiciariamente se le atribuyen y aseguró que su visita al Dresdner Bank de Ginebra (Suiza) fue un "trámite". "Yo no he blanqueado nada. Todo se reduce a que el señor Bárcenas me dio un crédito de tres millones de euros para una empresa en la que tengo intereses", argumentó.
Sanchís se suma a la lista de extesoreros del PP que están siendo investigados por el juez Ruz, que también imputó a Álvaro Lapuerta en el marco de la pieza separada del 'caso Gürtel' en la que se investiga la supuesta contabilidad B del PP atribuida a Bárcenas.