Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba insta al Gobierno a "renegociar" las condiciones del rescate bancario

"Hemos firmado una condicionalidad por mucho dinero, si no se va a utilizar, el Gobierno tiene que renegociar esa condicionalidad, porque no hay que olvidar que esa condicionalidad es sufrimiento", asegura

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha instado este sábado al Gobierno a "renegociar" las condiciones del rescate a la banca española y a revisar los recortes previstos en los presupuestos de 2013, porque considera que "hay margen" después de que la evaluación del sistema financiero cifrara en 59.300 millones de euros las necesidades de capital en el peor de los escenarios.
"Hemos firmado una condicionalidad por mucho dinero, si no se va a utilizar, el Gobierno tiene que renegociar esa condicionalidad, porque no hay que olvidar que esa condicionalidad es sufrimiento", ha dicho Rubalcaba a la prensa en Bruselas, en donde participa en el IX Congreso de los socialistas europeos.
Rubalcaba, además, ha destacado que la evaluación del viernes es la tercera prueba de resistencia a la que se somete el sistema bancario español y ha asegurado que el resultado es prueba de que la banca tiene "un grado de solvencia más que aceptable". "Y espero que el comportamiento de los mercados el lunes den cuenta de esa solvencia", ha añadido.
La Unión Europea fijó inicialmente un techo máximo de ayuda de 100.000 millones de euros para sanear el sistema financiero español, pero, tras la evaluación realizada por Oliver Wyman que cifra en 59.300 millones las necesidades de capital en un escenario adverso -y de 53.745 millones si se tienen en cuenta los procesos de fusión en marcha y los efectos fiscales-, el Gobierno de Mariano Rajoy ha avanzado que solicitará alrededor de 40.000 millones de esos fondos.
El líder de la oposición ha celebrado que el monto necesario sea menor al máximo previsto -"siempre es bueno pagar menos", ha dicho- pero ha insistido que esto implicaría que "nos correspondería la mitad de condicionalidad".
También se ha referido a los presupuestos para 2013 y ha advertido de que "están directamente ligados (...) a las medidas impuestas por Bruselas en función de un rescate que hoy sabemos que va a ser mucho menor".
"Procede que el Gobierno lo tenga en cuenta y que renegocie con ese margen que tenemos para que los ajustes que se están imponiendo en función de una condicionalidad mal pactada no repercuta en el sufrimiento de los españoles", ha añadido.
Sobre la ayuda europea, Rubalcaba ha criticado la "celeridad" con la que se negoció el Memorando de Entendimiento (MoU) que fija las condiciones del rescate y ha achacado a la situación de Bankia esa precipitación y las, a su juicio, malas condiciones del rescate bancario.
"Si Bankia se hubiera resuelto de otra manera, se podrían haber hecho las cosas también de otra manera", ha insistido, para después "poner en duda los procedimientos elegidos por el Gobierno" para gestionar esta crisis.
"Con las cifras en la mano, tengo que decir que si Bankia se hubiera gestionado bien, seguramente no estaríamos aquí y, en todo caso, las cifras demuestran que no se ha hecho bien lo que se ha hecho hasta ahora", ha insistido a la prensa, antes de intervenir ante el Congreso del Partido Socialista Europeo.
Otra exigencia repetida por Rubalcaba es que el Gobierno actúe para que la ayuda, de la que el Eurogrupo hace responsable al Estado aunque esté destinada a sanear el sistema financiero, pase a considerarse deuda de los bancos y no del Estado.
"El Gobierno tienen que garantizar para que ese dinero deje de ser deuda de los españoles y pase a ser de los bancos", ha explicado, para después reclamar que la banca "tenga en cuenta las necesidades" de las pequeñas y medianas empresas para ofrecerles líneas de crédito y que también piensen en las necesidades de quienes tienen preferentes e hipotecas y dificultades para pagarlas.
Rubalcaba, que este sábado encabeza la delegación española en el IX Congreso del Partido Socialista Europeo, ha insistido en la necesidad de primar políticas de crecimiento y empleo sobre los ajustes y recortes que están impulsando los gobiernos europeos, porque considera que con la respuesta que se está dando a la crisis "Europa, en lugar de crecer, lo que está haciendo es decrecer".
El líder de la oposición ha hecho referencia a los difíciles ajustes que están emprendiendo países como Grecia, Portugal e Irlanda y ha afirmado que no quiere que se trasladen a España este tipo de políticas.